Consideraciones sobre la Vacuna de la Gripe 2018-2019

La gripe constituye un importante problema de salud. Las epidemias anuales de gripe están asociadas a un aumento de las hospitalizaciones y de la mortalidad.

La medida de control más eficaz frente a la gripe es la vacunación anual, sobre todo en  grupos de población considerados de alto riesgo.

Como todos los años en otoño al comenzar la campaña de vacunación de la gripe surgen una serie de dudas y preguntas.

Vamos a intentar aclarar algunas de ellas.

¿Porque hay que vacunarse todos los años?

Es necesario vacunarse contra la gripe todas las temporadas por dos razones: primero porque las proteínas de superficie de los virus de la gripe, responsables de su capacidad de infección y de la respuesta inmunitaria, cambian constantemente. Por eso, la composición de la vacuna se revisa todos los años y se actualiza, para que la respuesta inmunológica sea la mejor posible.

Además la respuesta inmunitaria a la vacunación disminuye con el tiempo por lo que si no nos volviéramos a vacunar estaríamos desprotegidos.

¿Cuál es la composición de la vacuna de la gripe?

Hay cuatro tipos de virus de la influenza: A, B, C, y D de los que solo son relevantes para la salud pública el A y B.

Los virus tipo A se dividen en subtipos basándose en dos proteínas de superficie que son los antígenos principales. Estas proteínas se denominan hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N). Las grandes pandemias han estado causadas siempre por virus gripales del tipo A, mientras que los virus tipo B son responsables de brotes más localizados.

Actualmente están comercializadas dos tipos de vacuna de la gripe: una trivalente con dos cepas A y una B, y una tetravalente con dos cepas A y dos cepas B

La composición recomendada por la Organización Mundial de la Salud para las vacunas tetravalentes de la temporada 2018/ 2019 es la siguiente:

  • A/Michigan/45/2015 (H1N1) pdm09
  • A/Singapore/INFIMH-16-0019/2016 (H3N2)
  • B/Colorado/06/2017
  • B/Phuket/3073/2013

En el caso de las vacunas trivalentes, el componente del virus de la gripe B a incluir debe ser una cepa similar a B/Colorado/06/2017, linaje B/Victoria/2/87, además de los dos componentes A recomendados para la tetravalente.

¿Cuándo debo vacunarme?

La vacunación contra la gripe debe realizarse antes de que la enfermedad comience a propagarse.

La fecha de comienzo de la campaña vacunal viene determinada por la época en que habitualmente comienza a circular el virus, es decir en los meses de octubre-noviembre en el hemisferio norte y en el hemisferio sur en marzo-abril.

En España, las campañas de vacunación se inician a mediados de octubre. La vacuna comienza a hacer efecto aproximadamente a las dos semanas de su aplicación, por lo que conviene no ponérsela muy tarde, si bien la vacunación puede seguir siendo de utilidad administrada más tardíamente.

¿Cuáles son los grupos de población diana de la campaña de vacunación antigripal?

Se deben vacunar los mayores de 65 años, especialmente aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.

También son población diana los menores de 65 que debido a la presencia de alguna patología puedan presentar un alto riesgo de complicaciones. Este año se han incluido en este grupo a personas con fístula de líquido cefalorraquídeo, enfermedad celíaca y a los que padecen alguna enfermedad inflamatoria crónica.

De igual forma se debe vacunar a aquellas personas que pueden transmitir la enfermedad a las que tienen riesgo de complicaciones: cuidadores, personal sanitario, etc.

Por último, se recomienda la vacunación a las personas que trabajan en servicios públicos esenciales como miembros de los cuerpos de seguridad, bomberos, o personal de protección civil entre otros.

¿Se pueden vacunar los niños?

Se recomienda la vacunación anual de la gripe a los niños con enfermedades que les hagan más propensos a las complicaciones, como por ejemplo, niños con asma, diabetes, enfermedades del sistema inmunológico, entre otras.

La vacuna de la gripe solo se puede usar en niños a partir de los 6 meses de edad. Para que los bebes menores de 6 meses estén protegidos, lo mejor es proteger a las personas de su entorno: cuidadores, padres, hermanos, abuelos etc.

¿Y las embarazadas?

Las embarazadas están incluidas en la población diana de la campaña de vacunación de la gripe.

Está demostrado que la vacunación reduce a la mitad el riesgo de una infección respiratoria aguda asociada a la influenza en las mujeres embarazadas.

Las mujeres embarazadas que se vacunan contra la gripe también están ayudando a proteger a sus bebés y evitar que contraigan la enfermedad durante los primeros meses posteriores al nacimiento, cuando son demasiado pequeños para vacunarse.

¿Qué pueden hacer las personas alérgicas al huevo?

Las vacunas disponibles esta temporada están cultivadas en huevos embrionados de pollo por lo que las personas con alergia al huevo podrían tener mayor riesgo de reacción alérgica tras la vacunación, aunque estas reacciones son muy infrecuentes.

Existe evidencia suficiente para recomendar que las personas con historia de alergia después de la exposición al huevo pueden recibir vacunas frente a la gripe con las mismas precauciones las tomadas ante la administración de cualquier otra vacuna. En caso de haber presentado reacciones alérgicas graves o anafilaxia al huevo se realizará la vacunación por personal con experiencia y supervisión durante 30 minutos tras la administración.

DEBEMOS RECORDAR QUE LA VACUNACIÓN ES LA MEDIDA MÁS EFICAZ PARA PREVENIR LA GRIPE Y SUS COMPLICACIONES

Enlaces de interés

https://espanol.cdc.gov/enes/flu/about/season/flu-season-2018-2019.htm

https://www.who.int/influenza/vaccines/virus/recommendations/2018_19_north/en/

https://vacunasaep.org/familias/vacunas-una-a-una/vacuna-gripe

http://www.castillalamancha.es/gobierno/sanidad/estructura/dgsspc/actuaciones/campa%C3%B1a-vacunal-frente-la-gripe-2018-sanitarios

Sagrario Pérez de Agreda Galiano

Farmacéutica Ciudad Real

Please follow and like us:
error