UN CELIAC@ EN LA FAMILIA

Minientrada

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celiaca se define con una intolerancia a las proteínas del gluten, presente en el trigo, la cebada, el centeno, avena, y espelta entre otros. Esta intolerancia va a producir que el organismo del celíaco reaccione y se produzca la atrofia de la mucosa del intestino.

¿Cómo se diagnostica? ¿Sintomatología, síntomas y signos? Tratamiento.

Para diagnosticar la celiaquía es necesario un examen clínico muy cuidadoso junto con un análisis de sangre, con distintos marcadores y anticuerpos específicos de la enfermedad. Es probable que también sea necesaria una biopsia intestinal. La sintomatología es muy diversa y engloba falta de apetito, anemia, dolor abdominal, talla baja, dolores óseos, etc. no todos los síntomas han de aparecer ni tampoco todos de manera simultánea, lo que en ocasiones dificulta el diagnóstico, se estima que el 1% de la población europea es celíaca. El único tratamiento para la enfermedad celíaca es la dieta exenta de gluten de por vida.

Convivir con un celíac@

Cuando hay un celíaco en casa, toda la familia ha de adaptarse. Principalmente el celíaco, es de vital importancia que conozca que puede y no puede comer, qué reconozca la infografía “libre de gluten” (FACE). Este proceso, puede inicialmente resultar complejo, dado, aunque SOLO el celíaco ha de seguir la dieta exenta de gluten existen ciertas costumbres arraigadas que ha de interiorizar todas las personas que:

  • Convivan: vivir con un celíaco implica que hay que ser cauteloso, hay que evitar la contaminación cruzada, junto con las medidas que tomemos a la hora de cocinar y comprar, hemos de evitar, por ejemplo: dejar migas de pan o galletas en el sofá o sobre la mesa, lavarnos las manos para manipular su comida, no “mojar” salsas, apoyar los cubiertos en platos con gluten a la hora de servir la comida, también en función de la edad del celíaco dejar a su alcance productos con gluten, etc.
  • Cocinen: utilizar aceite limpio (libre de gluten) para freír, utilizar paneras, no mojar salsas con pan o biscotes, limpiar escrupulosamente utensilios y cubiertos, tablas de cortar, no hornear simultáneamente comida con y sin gluten, etc. sobre todo en hornos de convección, etc. de nuevo evitar la contaminación cruzada.
  • Compren: la persona responsable de la “compra” ha de tener un dominio absoluto de los productos libres de gluten, de aquellos cuyo etiquetado ha de mirar cuidadosamente (embutidos, patés, conservas, etc.). Así como, pongamos como ejemplo que existen embutidos con y sin gluten ha se observarse que no se trinchen con el mismo aparato o este se limpie cuidadosamente, para evitar la contaminación cruzada.
  • Alimentos sin Gluten Alimentos con Gluten Alimentos con Precaución
    • Leche y lácteos, yogures naturales, nata
    • Carnes y vísceras frescas
    • Pescados frescos y congelados
    • Huevos
    • Verduras
    • Hortalizas, frutas y tubérculos
    • Arroz, maíz y tapioca
    • Azúcar y miel
    • Aceites y mantequillas
    • Café en grano o molido, infusiones y refrescos
    • Vinos y bebidas espumosas
    • Frutos secos y crudos
    • Sal, vinagre de vino, especias en rama y grano y especias naturales
    • Pan, harinas de trigo, cebada, centeno, avena o triticale
    • Productos manufacturados que contengas harinas y proteínas
    • Bollería, pasteles, tartas, galletas, bizcochos, productos de pastelería
    • Pastas (macarrones, espaguetis, tallarines)
    • Bebidas malteadas, destiladas o fermentadas: cerveza, licores, etc…
    • Embutidos
    • Productos de charcutería
    • Yogures de sabores y con trozos de frutas
    • Quesos fundidos, en porciones, sabores
    • Patés y conservas de carne
    • Conservas de pescado en salsa
    • Caramelos y gominolas
    • Bebidas de máquina y sucedáneos
    • Helados
    • Frutos secos envasados
    • Colorante alimentario

Hay que tener en cuenta que cuándo el diagnóstico es a un adulto el proceso de adaptación de la dieta resulta complicado dado que dejar de consumir productos a los que se ha estado habituado y han de ser completamente excluidos, hay que reeducar la alimentación. En el diagnóstico pediátrico puede resultar más complejo el niñ@ ha de aprender a reconocer y distinguir los alimentos prohibidos, permitidos y aquellos por lo que ha de preguntar.

Bibliografía y enlaces de interés

Blanca Suárez Luque

Farmacéutica.

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

Please follow and like us:

MAREOS DURANTE LOS VIAJES (CINETOSIS)

Con la llegada del verano, aumenta el número de desplazamientos. Los frecuentes viajes en coche tren o avión hacen que aparezcan los síntomas de la cinetosis o mareo en movimiento.

Se trata de un trastorno muy frecuente que para algunas personas puede ser una pesadilla a la hora de hacer un viaje.

¿Por qué nos mareamos?

Nos mareamos porque los impulsos nerviosos que llegan al cerebro desde las distintas partes del cuerpo son contradictorios.

Para saber si estamos parados o en movimiento, nuestro cerebro debe recoger e interpretar información que le llega de la vista, el oído interno y la propiocepción, esta última encargada de informar sobre la ubicación espacial del cuerpo, su posición y orientación y la fuerza ejercida por los músculos.

Cuando andamos, las informaciones que recibe el  cerebro van todas en el mismo sentido, no hay contradicciones, dicen la misma cosa: nos estamos moviendo.

Cuando estamos en un coche, a pesar de que el cuerpo está parado en relación al coche, nos encontramos en movimiento. Esto hace que lleguen señales confusas al cerebro, que recibe información  diciendo que el cuerpo está parado y sin hacer esfuerzo (con muslos y tendones relajados) e informaciones diciendo que el cuerpo está en movimiento gracias a la aceleración y las curvas.

Si además fijamos la vista, por ejemplo leyendo, la visión, junto con la propiocepción, dirán al cerebro que estamos parados, mientras que el laberinto, estimulado por las curvas y aceleraciones, enviará señales de movimiento, lo que facilita la aparición de náuseas y mareos.

¿Qué síntomas tiene la cinetosis?

Hay que tener en cuenta que los síntomas no se presentan todos a la vez, sino que van apareciendo de menor a mayor intensidad a medida que avanza el cuadro clínico.

Síntomas prodrómicos: Son una señal de que estamos a punto de marearnos. Se caracterizan por un malestar muy indefinido. En esta etapa se sienten molestias por los olores, se tiene necesidad de aire fresco, ganas de respirar profundo y aparecen los primeros bostezos.

Primeros síntomas del mareo: En esta primera fase se nota un malestar en la zona del estómago. Comienzan las náuseas, se presentan sudores, frialdad unas veces y calor otras, bostezos, boca seca o con excesiva salivación y pesadez de cabeza o cefalea.

Mareo establecido: En esta fase el mareo presenta todos sus síntomas característicos de forma intensa: vómitos, palidez, ojeras, angustia y somnolencia.

¿Hay factores de riesgo para la cinetosis?

Todos somos susceptibles al mareo por movimiento pero hay personas con más predisposición que otras a padecerlo.

En general se marean más las mujeres que los hombres y la frecuencia decrece con la edad. Las embarazadas son más susceptibles, así como personas con trastornos en el oído, migraña y ansiedad.

Hay olores  que en ciertas personas pueden influir para la producción del mareo, entre los que es muy típico el olor a gasolina.

Por último, una velocidad alta, así como cambios de dirección y aceleración bruscos, favorecen la aparición del mareo.

Algunos consejos cuando se va a viajar:

  • No leas durante los viajes, especialmente en automóviles.
  • Buscar siempre un asiento que se encuentre en la mitad del vehículo ya que sufren menos movimiento. En los coches se aconseja sentarse del lado de la ventana.
  • No ir de espaldas a la dirección en la que el vehículo se traslada.
  • Puede ser útil tratar de recostarse, manteniendo la cabeza fija y la mirada en un punto lejano.
  • Evita comer en movimiento.
  • Evita olores fuertes.
  • Evita los lugares cálidos.
  • No fumes.
  • Evita bebidas alcohólicas.
  • Cuando el mareo se produce, es conveniente cerrar los ojos y colocar una almohada pequeña debajo del cuello.

¿Cómo se trata el mareo en movimiento?

Los medicamentos de primera elección para el tratamiento del mareo cinético son los antihistamínicos de primera generación.

En España, están autorizados para esta indicación sin necesidad de prescripción médica el dimenhidrinato (Biodramina©, Cinfamar©, Normostop©) y la meclozina (Chiclida©, Navicalm©).

Si el viaje no es largo, se recomienda preferentemente el empleo de dimenhidrinato, mientras que si es largo, la opción preferente es la meclozina.

Se pueden encontrar en comprimidos, supositorios o chicles, solución oral o jarabe. El dimenhidrinato está contraindicado en menores de 2 años, mientras que la meclozina lo está en menores de 6 años. Ninguna de las dos sustancias esta aconsejada en embarazadas.

Para ejercer un efecto preventivo eficaz, deben administrarse de una a dos horas antes del viaje.

Suelen producir somnolencia. Otros efectos adversos relativamente comunes la sequedad de boca y la visión borrosa. Las personas que tomen este tipo de medicamentos no deben conducir ningún vehículo.

Remedios alternativos

  • Pulsera antimareos (Sea band©, Stop Mareo©). Son brazaletes que tienen un botón rígido, que se coloca tres dedos bajo el pliegue de la muñeca, con la intención de “estimular” un punto concreto de acupuntura, que según la medicina tradicional china, está relacionado con el origen de las náuseas.
  • La raíz del jengibre se utiliza tradicionalmente por sus propiedades antináuseas, la EMA (Agencia Europea del Medicamento) establece su uso para prevenir la cinetosis en adultos, pero no lo recomienda en niños, por falta de datos.

Sagrario Pérez de Agreda Galiano

Farmacéutica

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

Please follow and like us:

Esta primavera cuida tu Alergia

¿Qué es la alergia?

La  alergia es una respuesta inmunológica o defensiva de nuestro organismo frente a una sustancia que, por norma general, no provoca ningún tipo de reacción en la mayoría de las personas.

¿Cual es su origen?

El origen de una alergia no está en el elemento que la produce, sino en el individuo que la padece.

El polen es la partícula que emiten las plantas con flor masculinas para fecundar a las femeninas. Durante la polinización, una sola planta produce miles de granos de polen, que no se ven a simple vista y que son los principales responsables de las alergias primaverales.

Prevalencia

Se calcula que en España hay en torno a un 20% de personas que sufren alergia al polen.

En España, el polen de las gramíneas -familia de plantas herbáceas con cerca de 12.100 especies descritas- está detrás de la inmensa mayoría de las alergias primaverales. El Comité de Aerobiología de la SEAIC destaca que la sensibilización a este tipo de plantas predomina en el Centro y el Norte del país, mientras que en el litoral Mediterráneo la presencia de Parietaria judaica (una maleza) relega la alergia a las gramíneas en un segundo plano. En el Sur de España, la alergia al polen del olivo es también muy  frecuente.

Condiciones climatológicas

Las concentraciones de polen en el ambiente dependen en gran medida de las condiciones climatológicas de la región en la que nos encontremos, especialmente de las lluvias que se hayan registrado.  Cuanto menos llueva, más intensas serán las alergias, ya que la atmósfera no ha podido limpiarse. Aunque la lluvia puede resultar un arma de doble filo ya que, aunque limpia la atmósfera, también puede favorecer la floración.

¿Cuáles son los principales síntomas de las alergias primaverales?

Los síntomas asociados a las alergias primaverales son muy variados ya que afectan a diferentes partes de nuestro cuerpo como los ojos, la nariz, la garganta o los pulmones.

Los principales síntomas de la alergia al polen son los siguientes:

  • Conjuntivitis
  • Congestión nasal y estornudos
  • Dificultad para respirar, tos y pitidos. Este conjunto de síntomas es conocido como asma polínico
  • La rinitis

¿Qué es la rinitis?

La rinitis es una inflamación de todo el tejido que recubre la mucosa nasal. Las causas pueden ser diversas pero la más frecuente es la alérgica. En algunas personas se produce una respuesta anormal frente a sustancias perfectamente toleradas por otras. Estas sustancias se denominan alérgenos y entre los que ocasionan rinitis alérgica tenemos ácaros, epitelio de animales, esporas de hongos y pólenes.

La rinitis alérgica puede ser persistente (normalmente debida a ácaros y animales domésticos) o intermitente o “estacional” (normalmente ocasionada por pólenes y esporas de hongos).

¿Cuáles son los síntomas de la rinitis alérgica?

Estornudos, obstrucción, picor y secreción nasal acuosa. Suelen ir acompañados de enrojecimiento ocular, picor y lagrimeo. En algunos pacientes puede aparecer dolor de cabeza, molestias faríngeas, irritabilidad, falta de apetito, depresión e incluso insomnio.

En la rinitis alérgica intermitente o “estacional” los síntomas aparecen sólo durante la época de polinización de aquellos pólenes a los que el paciente está sensibilizado.

¿Cómo se trata la alergia al polen?

Existen dos métodos que permiten tratar la alergia al polen:

  • La inmunoterapia, más conocida como vacuna de la alergia. Este tratamiento consiste en la administración -por vía subcutánea o sublingual- del elemento que provoca la alergia en dosis cada vez más elevadas, hasta un máximo preestablecido por el médico especialista en Alergología. Este proceso puede durar entre 3 a 5 años y es el único tratamiento capaz de mejorar la alergia e incluso puede lograr que esta desaparezca.
  • Los antihistamínicos: son unos medicamentos que permiten aliviar los síntomas de la alergia. Estos fármacos bloquean la acción de la histamina, una sustancia química que genera nuestro cuerpo que provoca síntomas propios de la alergia. Además de en las reacciones alérgicas, esta sustancia también interviene en la secreción de jugos gástricos y en la regulación de los ciclos del sueño. En la actualidad, los antihistamínicos más utilizados son la Cetrizina, la Desloratadina, la Ebastina, la Levocetrizina, la Bilastina  y la Loratadina.
  • Para ayudar con la congestión de la nariz, se pueden utilizar otros productos descongestionantes como, por ejemplo, oximetazolina.
  • Antes de someterte a cualquiera de estos tratamientos se debe consultar con el médico o el farmacéutico.

Medidas preventivas:

  • Dormir con las ventanas cerradas
  • Evitar las plantas en el interior de la casa o dormitorios.
  • El mobiliario, paredes y suelos deben ser fácilmente lavables, sin tapizados, lisos, sin grietas.
  • Evitar moquetas, alfombras, cortinas. Las persianas deben ser exteriores.
  • Deben retirarse peluches, cojines y muñecos de trapo. Los juguetes deben ser lavables.
  • Los libros no deberán estar en el dormitorio y se guardarán preferiblemente en vitrinas cerradas.
  • No guardar la ropa húmeda.
  • No tender las sábanas al aire libre.
  • No barrer o aspirar con un aspirador normal en presencia de la persona alérgica. Se limpiará con un paño húmedo y/o fregona que después se lavará.
  • Disminuir las actividades al aire libre en las horas de máxima polinización (de 5 a 10 horas, período de máxima producción de polen y de 19 a 22 horas, descenso del polen en la atmósfera al enfriarse).
  • Viajar en el coche con las ventanillas cerradas y disponer de filtro en el aire acondicionado.
  • Evitar salir a la calle los días de máxima polinización, especialmente si son días secos y de viento o procurar estar en zonas libres de polen como la playa.
  • Realizar ejercicio físico, puesto que favorece la vasoconstricción.
  • Seguir una dieta equilibrada y una ingesta adecuada de líquidos.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Realizar lavados nasales al menos tres veces al día.

Recuerde

  • El mejor tratamiento es la prevención. Es importante evitar en la medida de lo posible el contacto con el polen en el caso de la rinitis alérgica estacional.
  • Cuando esté indicado un medicamento, es importante tomar el tratamiento tal y como nos ha indicado el médico y/o farmacéutico (cuánto y cómo, cada cuánto tiempo y hasta cuándo) para conseguir controlar y minimizar los síntomas.
  • Algunos antihistamínicos pueden producir somnolencia, cuidado al conducir.
  • Los descongestivos tópicos no deben de usarse más de 3-5 días.
  • Los corticoides no deben de usarse más de 7 días seguidos (salvo indicación del médico).
  • El uso de un pulverizador nasal por más de una persona puede dar lugar a contagios.
  • Ante cualquier duda consulte con su médico y/o farmacéutico.

 

Félix García-Lozano Garzás

Farmacéutico

Ciudad Real

 

Please follow and like us:

CONSEJOS PARA DORMIR BIEN

El sueño es una situación fisiológica y natural, que se considera fundamental para el bienestar, la calidad de vida y el buen funcionamiento de nuestro organismo.
La falta de sueño puede afectar negativamente la vida de la persona que lo padece, ya sea a nivel emocional, mental o físico.

El insomnio es el trastorno del sueño más habitual en la población general y una consulta muy frecuente en la oficina de farmacia.

Hasta el 30% de la población adulta padece insomnio en algún momento de su vida, y hasta el 50% de los mayores de 65 años lo hacen de forma crónica. También es frecuente encontrar trastornos del sueño en mujeres entre los 40 y 45 años.

Existen varias maneras de clasificar el insomnio; por un lado en función del tiempo de duración (si es menor o superior a una semana, o por el contrario, se excede de más de tres semanas); por otro lado, la fase del sueño en la que aparezca (si existe dificultad para conciliar el sueño, si se dan despertares frecuentes durante la noche, o bien, si se produce un despertar precoz y el tiempo total de sueño es inferior a 5 horas); y por último, la causa que lo origina.

El insomnio puede estar ocasionado por múltiples causas:

  • Fisiológicas: Frío o calor excesivo, ruido, luz, ejercicio físico o mental antes de dormir, cambios en el horario del sueño (turnos laborales, jet-lag), menopausia o embarazo.
  • Psicológicas: Afectivas, laborales, estrés.
  • Psiquiátricas: Depresión, ansiedad, esquizofrenia, anorexia nerviosa.
  • Patologías crónicas: Dolor crónico (artritis, cefaleas, traumatismos), asma, alergias, enfermedades cardiacas, cáncer, hipertiroidismo, diabetes, síndrome de piernas inquietas, apnea del sueño, enfermedad de Parkinson.
  • Consumo de sustancias estimulantes: Café, té, cacao, refrescos de cola, tabaco, cocaína y otras sustancias de abuso, alcohol.
  • Uso de medicamentos: Tales como antidepresivos, corticoides o diuréticos. Paradójicamente, los hipnóticos también pueden generar insomnio cuando se retiran de manera brusca.

Los trastornos del sueño pueden tener numerosos efectos sobre la salud, a corto y largo plazo, como son: somnolencia y fatiga; falta de concentración y disminución del estado de alerta y rendimiento; dolores musculares y cefaleas; alteraciones del humor (irritabilidad, tensión); aparición de depresión y ansiedad; mayor riesgo de enfermedades respiratorias, cardiovasculares, metabólicas (diabetes, obesidad) y cerebrovasculares; alteración del sistema inmune y envejecimiento de la piel.

La mejor manera de afrontar el insomnio es establecer una serie de medidas higiénico-dietéticas que nos facilite su prevención y la  de los problemas relacionados con la falta de descanso. A continuación, vamos a detallar dichas medidas preventivas, que son preferibles frente a instaurar un tratamiento.

  1. El sueño es sensible a los hábitos que adoptamos durante el día, por lo que es importante fijar un patrón de sueño:
  • Establecer unos horarios para levantarse y acostarse (incluido los fines de semana y durante las vacaciones).
  • En cuanto al número de horas de sueño, cada persona tiene sus necesidades. Lo normal es entre 7-8 horas, aunque hay personas que con 6 está suficientemente descansadas.
  • Irse a la cama únicamente cuando se tenga sueño
  • Debemos reducir el tiempo en la cama despierto.
  • No permanecer en la cama más de 8 horas.
  • No abusar de la siesta (lo ideal es entre 20-30 min).
  • Crear una rutina antes de acostarse todos los días (ponerse el pijama, lavarse los dientes, bajar las persianas y apagar la luz…); hacer lo mismo todos los días sistemáticamente y en el mismo orden.
  1. Para conciliar el sueño es imprescindible crear un ambiente cómodo y confortable en la habitación. Por ello, debemos tener en cuenta a la hora de dormir:
  • Que la habitación esté oscura, libre de ruidos y distracciones.
  • Que la temperatura sea adecuada (ni demasiado frío, ni calor excesivo).
  • Que los móviles y otros dispositivos electrónicos estén desconectados y retirados del dormitorio.
  • Que el despertador no se encuentre en la mesilla de noche, para no frustrarse mirando la hora.
  • Además, se recomienda evitar comer, ver la televisión o trabajar en la cama.
  1. Llevar una alimentación adecuada, también nos va a permitir mejorar nuestro sueño:
  • Realizar cenas ligeras y pobres en grasas.
  • Evitar acostarse con hambre.
  • Reducir o evitar el consumo de té, café, alcohol, tabaco y otras bebidas o alimentos estimulantes, al menos en las 6 horas previas a irse a dormir.
  • Evitar ingesta excesiva de líquidos antes de acostarse.
  • Beber un vaso de leche tibia cuando vayamos a ir a la cama, puede favorecer el sueño, gracias a su contenido en triptófano. El triptófano es un aminoácido esencial presente en alimentos como leche, huevos y cereales integrales, que interviene en la regulación del ciclo del sueño, el control del apetito y la disminución del estrés.
  1. Otra manera de garantizar nuestro descanso es realizando modificaciones en nuestro estilo de vida:
  • Practicar ejercicio físico por la mañana, preferiblemente (no a última hora de la tarde ni en las 4 horas previas antes de dormir).
  • Evitar el estrés.
  • Si no se logra dormir (25-30 minutos), hay que salir del dormitorio, realizar actividades relajantes (lecturas, escuchar música suave, baño caliente de menos de 15 minutos) y volver cuando el sueño aparezca.
  • También nos será útil llevar a cabo técnicas de relajación (yoga, ejercicios de respiración).

En el caso de que el médico haya prescrito medicación para tratar el insomnio, debemos seguir estrictamente la pauta indicada sin prolongarla en el tiempo.

 

Sagrario Muñoz Gómez-Pimpollo

Farmacéutica de Puerto-Lápice

Please follow and like us:

VACUNACIÓN DE LA GRIPE

Como todos los años, con la llegada del invierno, viene la gripe y comenzamos a preocuparnos de cómo tratarla y sobre todo de cómo prevenirla.

La gripe blog-gripees una enfermedad respiratoria infecciosa aguda producida por el virus de la gripe con  elevada capacidad de transmisión de una persona a otra.

Los síntomas se caracterizan por un comienzo brusco con escalofríos y fiebre acompañados de dolor de cabeza, dolores musculares y articulares generalizados, cansancio, malestar general, congestión nasal, dolor de garganta y tos seca.

La mayor parte de las personas que padecen la gripe se recupera en menos de una semana sin problemas, sin embargo en ocasiones, la gripe puede complicar. Estas complicaciones pueden ser graves en personas de alto riesgo como ancianos o pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, afecciones cardíacas y enfermedades respiratorias.

El tratamiento de la gripe es sintomático, va encaminado a paliar la tos, fiebre, dolor y el malestar general. Los antibióticos no son eficaces, salvo si hay complicaciones, ya que se trata de una enfermedad vírica.

La mejor forma de luchar contra la gripe es la prevención, mediante la vacunación.

La vacuna de la gripe debe administrarse de forma anual ya que el virus tiene la capacidad de cambiar o modificar algunas de sus estructuras externas. Esto hace que nuestro sistema inmunitario no lo reconozca, le parezca un virus distinto contra el que no ha desarrollado defensas y por lo tanto contra el que no  está  protegido.

A nivel mundial existe un Programa de Vigilancia de Gripe de la OMS recoge y analiza datos epidemiológicos y virológicos de los distintos países y territorios del mundo. En Europa, existe una Red de Vigilancia Europea de Gripe donde están integrados la mayoría de los países, entre ellos España. Estos organismos son los que proporcionan la información necesaria para la formulación de la vacuna anual y los que establecen recomendaciones para controlar la epidemia.

Debemos vacunarnos tan pronto esté la vacuna disponible ya que, una vez administrada,  el organismo tarda en  producir anticuerpos (células para combatir la infección)  unos 7 a 10 días, tiempo durante el cual no estaremos protegidos.

Como cualquier otro medicamento la vacuna de la gripe puede tener efectos secundarios aunque no sean muy frecuentes.  Lo más común es una reacción en el lugar de la inyección con enrojecimiento, inflamación, picor o dolor y endurecimiento de la zona, que no suele durar más de uno o dos días. Con menos frecuencia aparecen reacciones como fiebre, malestar, escalofríos, dolor de cabeza, que generalmente son leves transitorias y no duran más de uno o dos días.

La vacuna se fabrica a partir de virus cultivados en huevos embrionados de gallina por lo que estaría contraindicada en personas con alergia al huevo o con hipersensibilidad a las proteínas del huevo. En cualquier caso se recomienda consultar con el médico para que valore la relación beneficio riesgo según el grado de la alergia

Tampoco deberían recibir la vacuna personas que tengan alergia a algún componente que se haya utilizado en el proceso de fabricación ni los niños menores de 6 meses

La efectividad de la vacuna de la gripe varía de una temporada a otra y básicamente depende de dos factores: de la correspondencia entre la composición de la vacuna y el virus circulante y las características del paciente.

La vacuna es más efectiva en jóvenes y adultos sanos. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados por lo general tienen una respuesta inmunológica más baja, lo que  puede ocasionar una menor efectividad de la vacuna. A pesar de ello, estudios epidemiológicos han demostrado que la administración anual de la vacuna de la gripe reduce el número de complicaciones, hospitalizaciones y muertes a causa de la enfermedad en los grupos de población de riesgo.

Para más información:

http://www.who.int/influenza/vaccines/virus/recommendations/2016_17_north/en/
http://espanol.cdc.gov/enes/flu/
http://sescam.castillalamancha.es/ciudadanos/protege-tu-salud/por-que-es-conveniente-vacunarse-contra-la-gripe/cuando-se-debe-vacunar-de-la-gripe

Sagrario Perez de Agreda Galiano Farmaceutica Colegio Oficial de Farmaceuticos Ciudad Real

Sagrario Pérez de Agreda Galiano
Farmacéutica Colegio Oficial de Farmacéuticos Ciudad Real

 

Please follow and like us:

¿Que sabemos de la Enfermedad de Crohn?

La Enfermedad de Crohn es una enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) crónica, que se caracterizan principalmente por una inflamación crónica del aparato digestivo en diferentes zonas del mismo. En concreto, la Enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier zona del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano. Sin embargo, lo más frecuente es que afecte a la vez a la parte final del intestino delgado (íleon) y a la inicial del intestino grueso o colon (el ciego).

CAUSAS

La causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce. El sistema natural de defensa del cuerpo, llamado sistema inmunitario, protege contra las infecciones atacando las bacterias, los virus y otras sustancias que pueden causarnos una enfermedad. Los investigadores piensan que en la enfermedad de Crohn, el sistema inmunitario ataca bacterias y virus inofensivos, es decir, que el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano, lo que se conoce como un trastorno autoinmunitario. Durante el ataque, se acumulan glóbulos blancos en el revestimiento intestinal. Los glóbulos blancos causan inflamación crónica, que produce úlceras, llagas y lesiones en el intestino.

Cuando partes del tubo digestivo permanecen hinchadas o inflamadas a lo largo del tiempo, las paredes intestinales resultan engrosadas.

Los factores que pueden jugar un papel importante en el desarrollo de la enfermedad de Crohn son:

  • Los genes y los antecedentes familiares
  • Los factores ambientales.
  • Tendencia del cuerpo a reaccionar en forma exagerada a bacterias normales en el intestino
  • Tabaquismo

SÍNTOMAS

Los síntomas principales de esta enfermedad son la diarrea y el dolor abdominal. La fiebre constituye otro síntoma clásico de esta patología, junto con la pérdida de apetito y de peso.

La diarrea es el síntoma más frecuente en el momento del diagnóstico y, según sus características, puede indicar qué zona del tubo digestivo está afectada por la enfermedad. Así, si es de escaso volumen pero acompañada de sangre, significa que la zona lesionada es el colon. Por el contrario, si son deposiciones voluminosas, indica que es el intestino delgado el afectado por la inflamación.

El dolor, por su parte, puede aparecer en distintas zonas del abdomen dependiendo de dónde se encuentre la inflamación y si se ha producido alguna obstrucción en el aparato digestivo.\r\n\r\nLa enfermedad de Crohn afecta de igual manera a hombres que a mujeres.  Suele aparecer en la juventud, entre los 15 y los 30 años, pero se observan casos nuevos a cualquier edad, incluso en niños.

PRONÓSTICO

Actualmente, la Enfermedad de Crohn es crónica ya que no tiene cura. No obstante, la persona vivirá periodos de actividad o brotes, con otros periodos sin síntomas, en los que la enfermedad remitirá.

La esperanza de vida es además similar a la de la población general, pero sí se da una probabilidad ligeramente superior de padecer cáncer coleorrectal.

DIAGNÓSTICO

El médico le hará un examen físico y diferentes pruebas para diagnosticar la enfermedad de Crohn:

  • Una analítica de sangre donde es posible que se pueda mostrar anemia ocasionada por la hemorragia, al igual que una cantidad alta de glóbulos blancos, debido a la inflamación crónica.
  • Un cultivo de heces.
  • Una Colonoscopia: es la prueba más común.

TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento médico es lograr que haya el menor número de brotes posibles.

El tratamiento se basa en tres cosas fundamentales:\r\n

  • Los medicamentos
  • El control de la alimentación
  • La cirugía

Los medicamentos que suelen usarse son: antiinflamatorios, esteroides, supresores del sistema inmunitario, antibióticos y fármacos antidiarreícos.

CIRUGÍA 

La cirugía no cura la enfermedad, se recurre a la cirugía cuando la enfermedad acarrea complicaciones, como fístulas, perforación u obstrucción intestinal, entre otras.

DIETA

La dieta es muy importante para evitar la desnutrición o para prevenirla.\r\n\r\nSe debe llevar una dieta variada, con alimentos ricos en hierro, calcio y proteínas. Y es que, cuando el cuerpo tiene todos los nutrientes que necesita, se obtiene una mejor respuesta inmunológica la cual permite combatir, por ejemplo, las infecciones del intestino.

Contrariamente a lo que muchas veces se lee y se oye, no existe ningún tipo de dieta que consiga disminuir los brotes de Enfermedad de Crohn. No están justificadas por tanto ni la dieta sin fibra, ni la dieta sin lácteos. Carece de fundamento científico y puede ser contraproducente en la persona. Igualmente, durante los brotes tampoco hay ningún alimento del que se haya demostrado que su retirada sea beneficiosa.

De todas formas como medidas generales, se recomienda:\r\n

  • Comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día.
  • Beber mucha agua (consuma frecuentemente cantidades pequeñas a lo largo del día).
  • Evitar los alimentos ricos en fibra.
  • Evitar los alimentos grasos, fritos y las salsas.
  • Evitar alimentos que causan gases, como las legumbres.

COMPLICACIONES DE LA ENFERMEDAD

Las personas con enfermedad de Crohn pueden desarrollar obstrucción intestinal cuando el tejido cicatricial bloquea la vía intestinal. Una vía intestinal estrecha se conoce como estenosis. Cuando la vía se bloquea por completo, los alimentos y las heces dejan de circular y se presentan cólicos y vómitos. Hay personas con Enfermedad de Crohn que presentan síntomas en otros órganos del cuerpo. Son las conocidas manifestaciones extraintestinales:

  • Las manifestaciones articulares pueden ir desde las muy leves hasta padecer artritis, sobre todo aquellas personas tratadas con esteroides.
  • En la piel, pueden aparecer lesiones en forma de nódulos dolorosos, enrojecidos y con aumento de temperatura.
  • Los ojos también pueden verse afectados mediante la inflamación del blanco del ojo (escleritis) o la inflamación de una de las telillas que recubren al ojo por dentro (uveítis).
  • También son frecuentes las manifestaciones en el hígado.
  • Anemia, que puede ser causada por la misma enfermedad o por una deficiencia de hierro, puede hacer que la persona se sienta cansada.
  • Síndrome de las piernas inquietas

Las personas con enfermedad de Crohn podrían recibir cantidades insuficientes de proteínas, vitaminas o calorías en su dieta, debido a que

  • Tienen malestar estomacal que no les permite ingerir suficientes calorías
  • Podrían no ser capaces de absorber los nutrientes en el intestino

Los niños con enfermedad de Crohn pueden tener problemas de crecimiento y podrían tener una estatura más baja de lo normal para su edad.

Para terminar, me gustaría incidir en que el estilo de vida es muy importante en esta enfermedad, ya que influye muchísimo en el curso de la enfermedad. Las recomendaciones más importantes que le daríamos a un enfermo de Crohn para que pueda llevar una vida estable serían:

  • Dejar de fumar: es muy importante para las personas con Crohn. Porque fumar agrava su enfermedad, aumenta el número de brotes, conlleva un tratamiento más agresivo para controlar la enfermedad e incluso puede llegar a recurrir con mayor frecuencia a la cirugía.
  • Llevar una dieta sana, variada y equilibrada, comiendo de todo.
  • Hacer ejercicio físico moderado
  • Llevar una vida tranquila
  • Dormir bien
  • Evitar el alcohol y los medicamentos irritantes del aparato digestivo.

Aún tomando estas medidas, nadie asegura que estas personas sufran brotes de vez en cuando, pero con la medicación de mantenimiento y con unos hábitos saludables, llevarán una vida lo más normal posible.

CristiCristina Lopez Caserona López-Casero Beltrán

Farmacéutica comunitaria.

Campo de Criptana

Please follow and like us:

Alergia Primaveral

La alergia es una reacción anormal y exagerada de nuestro organismo ante sustancias que provienen del exterior y que en la mayoría de las personas resultan inofensivas, pero que en personas alérgicas desencadenan síntomas. Estas sustancias se denominan alérgenos.

La repetida exposición al mismo alérgeno producirá los síntomas típicos de la reacción alérgica. Una de las manifestaciones alérgicas más frecuentes es la rinitis alérgica.

Los alérgenos más comunes implicados en la alergia respiratoria son los pólenes, ácaros del polvo, epitelios de animales y hongos. Pero también existe alergia a los alimentos, a medicamentos, al veneno de abejas y avispas e incluso alergia por contacto con ciertas sustancias (por ej, eczema de contacto por alergia al níquel de los pendientes o de las correas metálicas de los relojes). En la alergia primaveral es el polen el principal causante de esta hipersensibilidad.

Durante los meses de abril y mayo se incrementan los síntomas de los pacientes alérgicos al polen. Estornudos, picor en los ojos y cansancio, son algunos de los síntomas que muchas personas comienzan a notar con la llegada de la primavera. Se trata de los síntomas de la conocida como alergia primaveral que afecta aproximadamente al 10-15% de la población. La causa es la polinización, es decir, la concentración de polen que se produce en el aire como consecuencia del ciclo reproductor de determinadas plantas. Además, cuanto más intensas hayan sido las lluvias al final del otoño y si las temperaturas han sido más elevadas de lo habitual, mayor será la polinosis y más intensos los síntomas que sufrirán las personas alérgicas.

Pero el descenso de la humedad ambiental y el aumento de la temperatura también propician el incremento de la alergia al polvo doméstico, es decir, a los ácaros. Por este motivo, las medidas preventivas se dirigen a evitar el contacto con estas sustancias.

En esta época del año las personas alérgicas deben tomar precauciones.

Por un lado, serán necesarias medidas preventivas. En el caso de la alergia primaveral tenemos que evitar el contacto con el polen, para ello debemos mantener las ventanas de la casa cerradas, especialmente durante las horas de sol, evitar los parques y jardines, utilizar gafas de sol al salir a la calle, reducir las actividades al aire libre, tender la ropa en el interior de las casas ya que se pega a las prendas.

Por otro, actuar con previsión, al margen de las medidas  preventivas existen dos opciones terapéuticas básicas: el tratamiento farmacológico, considerado como tratamiento de primera línea, que está dirigido principalmente a neutralizar o amortiguar los síntomas más característicos de los cuadros leves o moderados de alergia. Cuando no puede evitarse un alérgeno y el tratamiento farmacológico es insuficiente para aliviar los síntomas de la enfermedad, puede intentarse la hiposensibilización o desensibilización con el propio alérgeno, o inyectándolo en forma de extracto en dosis crecientes por vía subcutánea. En esto consiste el tratamiento inmunológico o inmunoterapia.

Si a pesar de todo se producen reacciones alérgicas habrá que utilizar una medicación específica para paliar la sintomatología: colirios para la conjuntivitis, broncodilatadores para el asma, descongestivos nasales para la rinitis, etc.

En relación a los ácaros, la limpieza y mantener la humedad ambiental por debajo del 60% y una temperatura interior de menos de 24º.

¿Y si fuera algo más que un simple estornudo? La alergia muchas veces se confunde con un resfriado debido a que los síntomas son muy parecidos. En ambos casos puede aparecer dolor de cabeza, estornudos, obstrucción nasal y lagrimeo de ojos entre otros síntomas.\r\n\r\nPara ayudar a diferenciarlos, tenemos el siguiente cuadro:

 

ALERGIA RESFRIADO COMÚN
Los síntomas aparecen De repente ante la exposición al alérgeno De forma progresiva
La duración de los episodios es Corta pero periódica, a veces unas horas Generalmente de 7 a 10 días
Se presenta en una época del año Frecuentemente Raramente
Fiebre No, nunca Sí, a veces
Mucosidad Acuoso y transparente Espesa y amarilla
Picor o prurito Picor nasal y/u ocular Raramente
En los ojos Lagrimeo Congestión
Estornudos Sí, frecuentemente y más de 5 seguidos Sí, a veces y menos de 5 seguidos
Nariz taponada Sí, alternando los dos lados Sí, taponada en un lado
Tos A veces Frecuentemente
Ronquera A veces Frecuentemente
Malestar general No Sí, pero leve

Desde la oficina de farmacia se realiza una labor preventiva, enmarcada en dos líneas de actuación fundamentales. Por un lado se detecta pacientes alérgicos no diagnosticados, derivándolos hacia el médico; y por otra parte se divulgan las medidas de tipo higiénico-sanitario destinadas a amortiguar el impacto de los alérgenos sobre los pacientes.

La detención de pacientes alérgicos puede realizarse tanto a través de los síntomas, como por la utilización reiterada de los medicamentos antes mencionados, en especial los medicamentos que no precisan prescripción facultativa. También es importante que aquellas personas que sufren por primera vez la sintomatología característica de la alergia primaveral acudan al alergólogo para someterse a un estudio que determine el tipo de alérgenos a los que se ha sensibilizado.

No lo olvide, pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento

Anastasio DelFoto Anastasio bloggado Casas

Farmacéutico adjunto

Colegiado 833. COF Ciudad Real

Please follow and like us:

¿ALERGIA, RESFRIADO O GRIPE? ¡APRENDE A DISTINGUIRLOS!

¿ALERGIA, RESFRIADO O GRIPE? ¡APRENDE A DISTINGUIRLOS!

Ante los recientes cambios bruscos de temperatura y las constantes elevaciones en los niveles de contaminación de las grandes ciudades, mucha gente nota congestión nasal, moqueo acuoso, picor nasal de garganta y de oído, lagrimeo y frecuentes estornudos…

Los pacientes se podrían preguntar: ¿Es alergia, resfriado o gripe?

  • El resfriado común es una de las enfermedades más frecuentes y origina cada año más consultas con el médico y ausencias a la escuela o al trabajo que ninguna otra enfermedad. Los resfriados, que pueden ser causados por más de 200 virus diferentes, son debidos a la inflamación que provocan los mismos en las membranas y mucosas que recubren la nariz y la garganta. Los más frecuentes los Rinovirus y Coronavirus.
  • La gripe está también causada por virus, en éste caso Influenza que ataca vías respiratorias y es altamente contagioso.
  • Una alergia es una respuesta excesiva por parte del sistema inmunológico a un agente externo (alérgeno). Los más comunes son los ácaros del polvo, el polen, la caspa de los animales y el moho.

APRENDE A DIFERENCIARLOS

  Alergia Resfriado Gripe
Fiebre Nunca Rara vez Alta
Malestar Raro Leve Común y muchas veces severo
Estornudos Frecuentes Frecuentes A veces
Tos A veces Frecuente Frecuente y, a veces, severa
Tratamiento más frecuente Antihistamínicos, descongestivos y corticoides tópicos Anticongestivos, antihistamínicos y analgésicos Antitusivos y analgésicos
Duración Varias semanas Entre 3 y 14 días Hasta dos semanas
Prevención Evitar los desencadenantes\r\n\r\nVacunar cuando el médico lo crea apropiado Lavado de manos.\r\n\r\nEvitar contacto con enfermos Vacuna en grupos de riesgo\r\n\r\nLavado de manos\r\n\r\nEvitar contacto con enfermos

LorenLorena Gomeza Gómez Belinchón

Farmacéutica Adjunta.

Farmacia Francisco Izquierdo. Socuéllamos

Please follow and like us:

Preguntas frecuentes sobre Legionelosis

¿Qué es y que síntomas tiene?

La legionelosis es una infección que puede cursar como:

    • Asintomática

 

    • Cuadro autolimitado parecido a una gripe sin neumonía que se denomina fiebre de Pontiac

 

    • Enfermedad del legionario o neumonía por Legionella, es la forma más grave y frecuente, caracterizada por la propia neumonía.

 

  • Infecciones poco frecuentes limitadas a partes blandas.

Los síntomas iniciales de la neumonía por Legionella son fiebre, pérdida de apetito, cefalea, malestar general y letargo. Algunos pacientes también refieren dolor muscular, diarrea y confusión.

¿Quién la provoca?

El agente causal principal es la bacteria conocida como Legionella pheumophila y otras subespecies. Estas bacterias viven y crecen en medios acuáticos a temperaturas comprendidas entre los 20ºC y los 50ºC (temperatura óptima: 35ºC).

La neumonía por Legionella o enfermedad del legionario, tiene un periodo de incubación de 2 a 10 días (aunque en algunos brotes recientes debidamente documentados se han registrado periodos de hasta 16 días).

¿Cómo se puede contagiar?

La infección se produce mediante aspiración de gotículas de agua contaminada y aerosolizada.

Las fuentes de aerosoles que se han relacionado con la transmisión de Legionella incluyen torres de refrigeración y enfriamiento para aire acondicionado, sistemas de agua fría y caliente, humidificadores…

No hay transmisión directa de persona a persona.

¿Cómo se trata?

Actualmente, no hay ninguna vacuna disponible contra la legionelosis.\r\n\r\nLa enfermedad del legionario (neumonía por Legionella) exige siempre tratamiento antibiótico, previa confirmación del diagnóstico en el laboratorio.

Los pacientes que presentan la forma no neumónica de la infección no requieren ningún tratamiento antibiótico: un tratamiento sintomático es suficiente.

¿Existen factores de riesgo?

Entre un 75% y un 80% del conjunto de casos notificados son personas mayores de 50 años, y entre el 60% y el 70% son hombres.

También son factores de riesgo: el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, las neumopatías, la inmunodepresión y las enfermedades respiratorias o renales crónicas.

¿Cómo se diagnóstica?

Conjuntamente a los síntomas que presenta el paciente, el diagnóstico se basa en la identificación del agente causal, a través del esputo, secreciones respiratorias, sangre u orina del paciente.

¿Se da en algún país en concreto?

Se cree que la neumonía por Legionella está presente en todas las partes del mundo. En Europa, Australia y los Estados Unidos de América, se detectan sobre 10 a 15 casos por cada millón de habitantes.

Prevención y Control

Es una enfermedad de declaración obligatoria. En España existe una vigilancia epidemiológica de la legionelosis que se basa en la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.\r\n\r\nLas instituciones, empresas, ayuntamientos… deben de tener un sistema de vigilancia y control de los maquinaria, dispositivos y aparatajes que puedan ser causantes de Legionelosis.

Más información

Diptico Legionelosis para la población

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs285/es/

http://www.isciii.es/ISCIII/es/contenidos/fd-servicios-cientifico-tecnicos/fd-vigilancias-alertas/fd-enfermedades/legionelosis.shtml

http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/saludAmbLaboral/docs/descripcion_legionella.pdf

AugFoto Augusto Blogusto Ortega Jiménez

Farmacéutico del Centro de Información del Medicamento

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

Please follow and like us: