RECOMENDACIONES ANTE UNA OLA DE CALOR

¿Por qué son peligrosas las altas temperaturas?

Tenemos mecanismos termorreguladores para mantener la temperatura corporal alrededor de los 37º que es la ideal para que nuestro organismo funcione.

En situaciones normales, si sube la temperatura corporal, el organismo reacciona poniendo en marcha mecanismos para aumentar la pérdida de calor: aumenta la circulación de sangre en la piel para poder ceder calor al exterior y sudamos para perder el calor por evaporación.

En una ola de calor, la temperatura exterior está anormalmente elevada, además no nos da un respiro porque no baja ni por las noches, esto hace que se haga muy difícil ceder calor del cuerpo al exterior, y la única forma que queda de perder calor es por la evaporación del sudor. Este mecanismo en sí solo es insuficiente y pueden aparecer entonces las patologías ligadas al calor.

¿Existen síntomas a los que debamos prestar atención?

Hay muchos síntomas que deben ponernos sobre aviso, calambres en brazos y piernas, edemas.

Puede aparecer debilidad, cansancio, dolor de cabeza, nauseas y vómitos. Esto es típico de una pérdida de sales y líquidos.

Aunque la patología más grave es lo que se conoce como golpe de calor.

Hay una subida brusca de la Temperatura, a menudo por encima de 40º.

Aparece un dolor de cabeza intenso, nauseas, vértigo, la piel aparece caliente, roja y seca, y puede haber convulsiones y pérdida del conocimiento.

¿Hay personas con mayor riesgo en estos días de mucho calor?

Sí, claro, un adulto sano, lo más normal es que no corra peligro.

Los que tienen mayor riesgo como siempre son los niños, a los que hay que mantener constantemente hidratados, siempre a la sombra si están al exterior, vestirles con ropa de algodón, evitando las fibras sintéticas para favorecer la transpiración.

Los deportistas, las personas que trabajan al aire libre, las personas con las facultades mentales disminuidas porque no tienen conciencia de lo que les está pasando.

Y por supuesto las personas mayores, sobre todo si viven solos, porque sudan menos y además tienen disminuido el reflejo de la sed, con lo que reponen menos líquidos.

También hay que tener más vigilados a personas con ciertas patologías que pueden complicarse con el calor y que además son muy frecuentes en la tercera edad: enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades renales y algunos trastornos psiquiátricos.

Y por último, existen algunos medicamentos que pueden agravar los efectos del calor, (algunos antihipertensivos, etc.)

¿Qué podemos hacer para protegernos?

Vivimos en un clima que no es precisamente fresco, y todos conocemos medidas para protegernos.

  • Mantener la casa con las persianas y las ventanas cerradas durante el día
  • No salir al exterior en las horas de máximo calor y si es obligatorio, llevar agua, usar sombrero y ropa de algodón que no apriete
  • Las indicaciones dicen que es conveniente pasar dos horas al día en un lugar refrigerado, si no se puede, darse una ducha fresquita de vez en cuando, sin jabón ya que tantas veces destruiría el manto ácido de nuestra piel
  • Beber regularmente aunque no se tenga sed para ir reponiendo los líquidos que se pierden al día
  • Evitar las comidas copiosas, comer frutas, ensaladas, el gazpacho es muy bueno porque repone agua y sales
  • Las personas con enfermedades crónicas, si ven que tienen síntomas que no son habituales que consulten al médico
  • Cualquiera que note síntomas del golpe de calor que pida ayuda, y si vive solo que no dude en llamar a algún vecino.

Existe una campaña del Ministerio de Sanidad que ya se hizo el verano pasado que compara las medidas que suelen emplear los animales salvajes en su ámbito y que debemos copiar de ellos

¿Podemos hacer algo si vemos a una persona con síntomas de golpe de calor?

Si los síntomas que tiene son calambres, o los que hemos comentado antes de agotamiento por el calor, es decir debilidad, mareos, nauseas, etc.

  • Haremos descansar a la persona en un lugar fresco, intentaremos reponer los líquidos y sales que ha perdido con zumos y agua. Si se le dan estos típicos preparados deportivos, que sean diluidos en agua
  • Si vemos que los síntomas persisten o empeoran, llamar al médico

Si aparecen síntomas de golpe de calor: temperatura por encima de 40º, calor, sequedad, piel roja, dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia, es una urgencia médica. Mientras llega el médico podemos llevar el enfermo a un lugar fresco y oscuro, e intentar bajarle la temperatura con paños con agua fría o baños con agua fría.

Augusto Ortega Jiménez y Sagrario Pérez de Agreda Galiano

Farmacéuticos del Centro de Información del Medicamento

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

 

Please follow and like us:

Consejos al Viajero II – Vacunaciones

¿PORQUE HAY QUE VACUNARSE?

Como hemos visto en la entrada anterior, además de toda la información con respecto al viaje hay que tener en cuenta la vacunación.

Cada año se producen más desplazamientos en avión. Esto ha creado una nueva forma de importación de enfermedades, que implica tanto el riesgo individual de contraerlas por el viajero como el de introducirlas en otros países. Además, sabes que nos gusta enfocar nuestros programas desde el punto de vista de la prevención y la mejor prevención en nuestras vacaciones es por medio de la vacunación.

Las vacunas a recomendar al viajero dependen de:

  • Características (edad, sexo, vacunaciones previas, enfermedades anteriores, alergias, medicación habitual, embarazo etc..)
  • Del viaje (país de destino, itinerario, duración, tipo de viaje, tipo de alojamiento, actividades que se van a realizar)
  • Tiempo disponible hasta el inicio del viaje (aunque lo ideal sería disponer de más tiempo hasta la fecha del viaje, un mes es imprescindible para conseguir una adecuada inmunización)

Algunas vacunaciones están sometidas a reglamentación internacional, pudiendo ser exigido por las Autoridades Locales del país que se visita, un Certificado Internacional de Vacunación.

Este tipo de vacunación sólo se administra en los Centros de Vacunación Internacional autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, en donde se proporciona el Certificado Internacional de Vacunación.

¿EXISTEN SITUACIONES DONDE LAS VACUNAS SON OBLIGATORIAS?

Si, estás son:

  • Vacunación Contra la Fiebre Amarilla

Es una enfermedad vírica de declaración internacional obligatoria, que se transmite por la picadura de un mosquito infectado.

La vacunación es obligatoria para entrar en algunos países (situación sanitaria mundial por países). Sólo se administra en los Centros de Vacunación autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, donde se expide el Certificado Internacional de Vacunación.

Independientemente de su posible exigencia, se recomienda esta vacunación a todos los viajeros que se dirijan a zonas infectadas de África y América del Sur.

http://gamapserver.who.int/mapLibrary/Files/Maps/ITH_YF_vaccination_africa.png

http://gamapserver.who.int/mapLibrary/Files/Maps/ITH_YF_vaccination_americas.png

Existen algunas contraindicaciones en personas con alteraciones inmunitarias y en niños menores de 6 meses. En el caso de embarazadas la vacuna no está indicada durante el primer trimestre del embarazo.

Su validez legal es de 10 años, a partir de los 10 días de la primera dosis e inmediatamente en la revacunación.

  • Vacunación Contra la Meningitis Meningocócica

La vacunación contra la enfermedad meningocócica es exigida por Arabia Saudí a todos los peregrinos que visitan La Meca anualmente (Hajj) o en cualquier otro período (Umrah).

Actualmente, y tras la aparición en los años 2000 y 2001 de casos de enfermedad meningocócica asociada a N. meningitidis W-135 entre los peregrinos, se exige vacunación con la vacuna tetravalente (A, C, Y, W-135).

  • Vacunación Contra la Poliomielitis

Algunos países libres de poliomielitis pueden exigir a los viajeros procedentes de países con notificación de presencia de poliovirus salvaje se vacunen contra la poliomielitis para obtener un visado de entrada.

¿HAY VACUNAS RECOMENDADAS?

La vacunación es una ayuda muy importante en la prevención de enfermedades infecciosas.

Los viajeros pueden vacunarse contra algunas enfermedades. La selección de las vacunas para un viaje determinado dependerá de la situación sanitaria concreta del país a visitar, de las enfermedades endémicas que le afecten, de las características del viaje (no se corren los mismos riesgos en un viaje de aventura que en uno organizado y no es lo mismo un viaje a una zona rural que a una zona urbana), de la duración del mismo, de la situación general de salud del propio viajero y del tiempo disponible antes del viaje.

Por todo ello, estas medidas preventivas deberán recomendarse en los servicios médicos de forma personalizada. Si usted no ha contado con esta posibilidad deberá extremar el cumplimiento de las medidas preventivas generales que se explicaron en el anterior post y téngalo presente para futuros viajes.

  • Cólera

Es una enfermedad bacteriana intestinal aguda, producida por el Vibrio Cholerae. Se transmite por agua y alimentos contaminados.

Las zonas endémicas se encuentran principalmente en África, Centro y Sudamérica y Sudeste Asiático.

El riesgo de cólera para los viajeros es muy bajo y la mejor forma de prevenir la enfermedad son las medidas higiénicas con el agua y los alimentos (durante el viaje).

Se encuentra comercializada una vacuna oral inactivada que puede estar indicada para los viajeros que se dirijan a zonas de alta endemia, también para cooperantes, miembros de ONG, viajes de aventura, trabajadores en campos de refugiados y en el caso de que se prevea un contacto directo con la población.

  • Fiebre tifoidea

Es una enfermedad infecciosa producida por una bacteria, SalmonellaTyphi, que se transmite por el agua y los alimentos contaminados.

Su distribución es mundial, en países desarrollados la incidencia es muy baja, pero en los países en vías de desarrollo es una enfermedad frecuente. Los países más afectados se encuentran en África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste asiático.

Existen dos tipos de vacuna: oral e inyectable.

La vacunación se recomienda a los viajeros que se dirijan a zonas endémicas, sobre todo en viajes fuera de los circuitos turísticos y condiciones higiénico-sanitarias difíciles o en estancias prolongadas de más de 1 mes. Está especialmente indicada en países o zonas de riesgo donde dicha bacteria es resistente a los antibióticos.

Dado que la efectividad de la vacuna es limitada, se debe considerar que la mejor prevención son las medidas higiénicas con los alimentos y bebidas (Durante el viaje).

  • Hepatitis A

Es una enfermedad infecciosa, transmitida por el virus de la hepatitis A, que posee una distribución mundial, apareciendo en forma de epidemias periódicas.

Se transmite de persona a persona y por la ingestión de alimentos y bebidas contaminadas.

La distribución es Mundial, pero es más habitual allí donde las condiciones sanitarias son deficientes y la seguridad del agua de bebida no está bien controlada.

La vacuna se prepara con virus de la hepatitis A inactivados.

Se recomienda a todos los viajeros no inmunes que se dirijan a zonas endémicas.

  • Hepatitis B

Es una enfermedad infecciosa transmitida por el virus B de la hepatitis, de distribución universal. Se transmite sobre todo por vía sexual, transfusiones sanguíneas, productos con sangre contaminada o por material contaminado (jeringas, tatuajes, piercing, acupuntura) y vertical perinatal madre-hijo.

La hepatitis B se distribuye por todo el mundo, pero con diferentes niveles de riesgo. En algunas zonas de América del Norte, en el norte y el oeste de Europa, el Cono Sur de América del Sur, Australia y Nueva Zelanda, la prevalencia de la infección crónica es relativamente baja (menos del 2% de la población general).

Actualmente se utilizan vacunas elaboradas por ingeniería genética.

El riesgo depende de:

1) la prevalencia de la infección por el VHB en el país de destino;

2)  el alcance del contacto directo con sangre o líquidos corporales de personas potencialmente infectadas, o del contacto sexual con esas personas;

3) el tipo de viaje y su duración. Entre los principales riesgos se incluyen: la asistencia sanitaria (médica, dental, de laboratorio u otra) con exposición directa a sangre o líquidos corporales humanos, recibir una transfusión de sangre que no ha sido analizada para detectar VHB, medicamentos o drogas inyectadas que no han sido adecuadamente esterilizadas; y otros tipos de exposición a agujas (ej. acupuntura, piercing, tatuajes, drogas inyectables). Además, en países menos desarrollados se puede producir la transmisión de individuos infectados por el VHB a individuos susceptibles al VHB, mediante el contacto directo entre lesiones cutáneas abiertas, incluido, el contacto de sangre a sangre a partir de una mordedura o rasguño profundos,

La vacuna debe ser considerada para prácticamente todos los viajeros no inmunes que se desplacen a áreas con riesgo de infección de moderado a alto. Puede administrarse a los lactantes desde el momento del nacimiento.

  • Meningitis Meningocócica

Es una enfermedad infecciosa aguda causada por la bacteria Neisseria meningitidis. Se producen casos esporádicos en todo el mundo. En las zonas templadas la mayoría ocurren en los meses de invierno. Hay brotes localizados en espacios cerrados donde conviven muchas personas (ej. residencias de estudiantes, cuarteles militares). En África Subsahariana, en una zona que se extiende a lo ancho del continente desde Senegal hasta Etiopía (el «cinturón de la meningitis» africano), tienen lugar grandes brotes y epidemias durante la estación seca (noviembre-junio),

La vacunación se considera para todos los viajeros a países del cinturón Subsahariano de la meningitis, y áreas con brotes epidémicos. La vacunación es obligatoria para viajar a Arabia Saudí durante el período de Peregrinación a la Meca.

  • Poliomielitis

El 5 de mayo de 2014 la Directora General de la OMS ha declarado que la extensión internacional de la transmisión del poliovirus salvaje (PVS) en 2014 es un Evento de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII). Por esta razón la OMS recomienda temporalmente la puesta en marcha de medidas adicionales para los viajeros.

Recomendaciones y medidas preventivas para los viajeros que se dirijan a países con circulación activa de Poliovirus 

http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/infoPoliovirus2014.htm

A nivel mundial, según los datos de la OMS, en los últimos seis meses (a 29.04.2013) se ha observado transmisión activa en 10 países: Pakistán, Nigeria, Afganistán, Guinea Ecuatorial, Siria, Iraq, Camerún, Etiopía, Somalia e Israel.

Hasta que la transmisión del poliovirus salvaje se haya detenido a nivel mundial, todos los países libres de polio corren el riesgo de importación y de reaparición de brotes,

Hasta que se haya certificado la erradicación de la enfermedad a escala mundial, continuará el riesgo de que la contraigan los viajeros que van a las zonas infectadas, así como, de que los viajeros procedentes de las zonas infectadas vuelvan a infectar las zonas libres de polio

Los viajeros que se dirigen a países con notificación de poliovirus salvaje y los que proceden de ellos, deben protegerse mediante la vacunación.

  • Rabia

Es una enfermedad vírica aguda que afecta al sistema nervioso central y se transmite al hombre por contacto directo (mordedura, secreción) con determinadas especies de animales (perros, gatos, zorros, murciélagos, mofetas, etc.).

La rabia está presente en mamíferos de muchos países de todo el mundo. La mayoría de las muertes por rabia en África y Asia, que se estiman en 55.000, se producen en países en desarrollo.

El riesgo para los viajeros a áreas o zonas consideradas de riesgo es proporcional a la probabilidad de contacto con mamíferos potencialmente rabiosos,

Se debe recomendar la vacunación pre-exposición a las personas con alto riesgo de exposición, como, el personal de laboratorio que trabaja con virus de la rabia, veterinarios, manipuladores y técnicos especialistas de animales, así como, otras personas que viven o viajan a zonas donde existe riesgo de rabia. Los viajeros que están muy expuestos al aire libre en zonas rurales – como, por ejemplo, al hacer footing, recorridos en bicicleta, senderismo, camping, excursionismo con mochila, etc.- pueden estar en riesgo aunque la duración del viaje sea corta., e individuos que viajan a zonas aisladas o a zonas donde es limitado el acceso inmediato a la asistencia sanitaria apropiada o a países donde escasean los productos biológicos y las vacunas antirrábicas disponibles localmente podrían ser inseguras o ineficaces.

  • Tétanos

Es una enfermedad producida por una toxina de la bacteria Clostridium tetani, que penetra en el organismo a través de heridas o erosiones en piel o en mucosas, sobre todo en heridas anfractuosas por lo que es fundamental que ante cualquier herida la limpieza y desinfección sea concienzuda,

Su distribución es universal,

Todos los viajeros deben estar protegidos frente al tétanos. Cualquier forma de herida, desde un pequeño corte a un accidente de vehículos motorizados, puede exponer al individuo a las esporas.

  • Otras vacunas

Existen otras vacunas que sólo son aconsejables en casos especiales, en los que hay que valorar individualmente las características y la duración del viaje, las condiciones sanitarias del país de destino, la edad y la situación clínica del viajero.

Estas pueden ser: encefalitis primero estival, encefalitis japonesa, neumococo, difteria, gripe, etc.

¡OJO AL PALUDISMO!

El Paludismo o Malaria es una enfermedad muy extendida que afecta a prácticamente todos los países tropicales. Se transmite a través de la picadura de un mosquito (Anopheles). Dado que esta enfermedad puede resultar grave, e incluso mortal, es importante hacer una prevención de la misma. Como en la actualidad no se dispone de una vacuna eficaz, la profilaxis se basará en la conjunción de las siguientes medidas:

  • Ser conscientes del riesgo y conocer el periodo de incubación, los principales síntomas y la posibilidad de inicios de la enfermedad tardíos.
  • Evitar las picaduras de mosquitos, especialmente, entre el anochecer y el amanecer.
  • Tomar medicamentos contra el paludismo (quimioprofilaxis), cuando sea necesario, para evitar que la infección progrese llegando a manifestaciones clínicas de la enfermedad.
  • Consultar inmediatamente con el médico para recibir un diagnóstico y un tratamiento adecuados, en caso de que aparezca fiebre a partir de 1 semana después de haber entrado en un área donde hay riesgo de paludismo y hasta 3 meses después (o, en raras ocasiones, incluso más tarde) de salir de ella.
  • Evitar la picadura del mosquito
  • Los viajeros deben protegerse contra la picadura de los mosquitos; esto constituye la primera línea de defensa contra el paludismo.
    • Evitar, si es posible, salir entre el anochecer y el amanecer pues los mosquitos pican habitualmente durante este período; si se sale por la noche llevar ropa con manga larga y pantalones largos y evitar los colores oscuros que atraen a los mosquitos, Se consigue una protección extra tratando las prendas de vestir con permetrin o etofenprox, para impedir que los mosquitos piquen a través de la ropa,
    • Los repelentes de insectos, son sustancias que se aplican en las zonas de piel expuesta o a las prendas de vestir para evitar el contacto humano/vector. El ingrediente activo de un repelente, repele a los insectos pero no los mata. Debe elegirse un repelente que contenga DEET, IR3535, o Icaridin,
    • Alojarse, si es posible, en un edificio bien construido y bien conservado, con tela metálica en puertas y ventanas. Si no se dispone de esta protección deben cerrarse las puertas y ventanas durante la noche,
    • Si los mosquitos pueden penetrar en la habitación, colocar una mosquiteraalrededor de la cama fijándola bajo el colchón y asegurarse de que no esté rota y de que ningún mosquito haya quedado atrapado en el interior. Para mejorar la protección puede impregnarse la mosquitera con permetrina o deltametrina,
    • Pulverizar insecticidas, los sprays en aerosolpara matar insectos voladores son eficaces para un efecto rápido de abatir y matar, utilizar difusores de insecticidas (eléctrico o a pilas) que estén provistos de pastillas impregnadas de piretrinas o hacer quemar las espirales contra mosquitos, que son el ejemplo más conocido de vaporizador insecticida, normalmente con un piretroide sintético como ingrediente activo.
  • Tomar la quimioprofilaxis adecuada. Los diferentes medicamentos y las pautas de administración se basarán en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Dado que el tipo de medicación varía según la zona a visitar y que ninguno de estos medicamentos está desprovisto de efectos secundarios, la prescripción de los mismos deberá ser realizada por personal sanitario especializado, en consulta personalizada.

  • A pesar de tomar cualquier medicación preventiva, la posibilidad de contraer paludismo no desaparece de forma absoluta. Asimismo, ningún medicamento está libre de efectos secundarios y no deben prescribirse si no hay un riesgo verdadero.
  • Para que la quimioprofilaxis tenga efectividad deberá continuarse durante las cuatro semanas siguientes al abandono de la zona palúdica, tanto si los viajeros vuelven a su país de origen como si van a una zona tropical exenta de paludismo, ya que el parásito que produce la enfermedad puede permanecer acantonado en el hígado durante ese período de tiempo.
  • Si durante el viaje aparecieran síntomas de paludismo, como fiebre, sudoración y escalofríos, aún tomando profilaxis medicamentosa, deberá consultar sin demora a un médico.
  • Los síntomas del paludismo pueden, a menudo, ser benignos y hace falta sospechar la enfermedad, si una semana después de la llegada a la zona endémica se declara una fiebre inexplicable, acompañada o no de otros síntomas (dolor de cabeza, flojera y dolores musculares, vómitos, diarrea o tos).

 http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/docs/Listado_de_paises_2015.pdf

Please follow and like us: