Consejos sobre Fotoprotección

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real y la Diputación Provincial de Ciudad Real promueven la iniciativa “Consejos sobre Fotoprotección”, donde cobra especial importancia los cuidados que se deben de tener con respecto a la exposición solar de las personas.

Esta campaña recuerda como tanto el índice de radiación solar como el tiempo de exposición al sol son factores a tener en cuenta por la población, ya que están relacionadas con la aparición de lesiones en la piel. Estas son cada vez más frecuentes constituyendo un problema de salud en la población, en algunos casos con desenlace fatal.

La radiación solar es una fuente de energía necesaria para nuestro organismo, aunque la exposición de forma no controlada supone un riesgo para la salud. De esta forma la radiación UVB, UVA, Luz Visible (VIS) e IR puede provocar quemaduras, fotosensibilidad y fotodermatosis a corto plazo, y fotoenvejecimiento cutáneo, cáncer y alteración del sistema inmune a largo plazo.

La fotoprotección tiene como objeto prevenir el daño que sufre nuestra piel como resultado de su exposición a la radiación, gracias a filtros físicos (actúan por reflexión), químicos (actúan por absorción), organominerales (actúan por absorción y reflexión) y biológicos (actúan evitando el estrés oxidativo).

El Índice UV (UVI), propuesto por la OMS, informa sobre la intensidad de la radiación solar en la superficie terrestre y es útil para saber el nivel de protección solar que necesitamos:

  • 1, 2 No requiere fotoprotección
  • 3, 4, 5, 6 y 7 Requiere fotoprotección
  • 8, 9, 10 y 11+ Requiere extra fotoprotección

Consejo farmacéutico:

  1. Evita la exposición al sol en las horas centrales del día (entre las 12 y las 16 horas.
  2. Usa fotoprotección y ropa adecuada durante las actividades al aire libre. También en días nublados.
  3. Consulta a tu farmacéutico, te ayudará a seleccionar el protector solar más adecuado para tu piel.
  4. Aplícate el protector solar al menos media hora antes de exponerte al sol. Renueva la aplicación cada 2 horas.
  5. No utilices el fotoprotector una vez superado el PAO (Period After Opening) ya que se reduce su eficacia y seguridad.
  6. Aplica la cantidad adecuada de protector solar sin descuidar zonas como orejas, nariz, calva y pies.
  7. Aumenta las precauciones en embarazadas, niños y
  8. Utiliza gafas de sol homologadas, gorra o sombrero y fotoprotector labial.
  9. Hidrata tu piel después de la exposición al sol.
  10. Compensa la deshidratación bebiendo mucha agua.
  11. Recuerda que las cremas autobronceadoras no protegen del sol.
  12. Los fotoprotectores orales protegen la piel del daño oxidativo y de la degradación de proteínas, lípidos y ADN de las estructuras celulares.
  13. Los fotoprotectores orales nunca sustituyen a los tópicos, únicamente los complementan alcanzando una protección solar más integral.
  14. Algunos medicamentos pueden producir fototoxia y/o fotoalergia. Consulta en tu farmacia.
  15. Acude al dermatólogo ante cualquier evolución en un lunar o peca.

Principales medicamentos fotosensibilizantes *Consultar listado completo en Bot PLUS.

  • Antiacneicos
  • Antihistamínicos
  • Anticonceptivos orales
  • Antidepresivos
  • Diuréticos
  • Antiulcerosos
  • Antiinflamatorios
  • Benzodiacepinas
  • Antihipertensivo

Es una iniciativa de:

La importancia de la formulación magistral

Todo el mundo hemos oído hablar alguna vez de la formulación magistral. Algunos encuentran el término misterioso y exotérico, casi relacionado con la alquimia,  mientras que para otros es simplemente una actividad pasada de moda que realizaban los boticarios de siglos anteriores en sus boticas.

Aunque es verdad que la formulación magistral constituye una de las actividades más representativas del origen de la profesión farmacéutica, se ha ido adaptando a lo largo de los años, conservando una extraordinaria importancia y significado en la farmacia actual

¿Qué es una fórmula magistral?

Una fórmula magistral es un Medicamento destinado a un paciente concreto, preparado por el farmacéutico o bajo su dirección, para cumplimentar exactamente una prescripción médica, en la que se han detallado todas las sustancias medicinales que incluye. Estará elaborada por un farmacéutico, y se dispensará con la debida información al usuario

¿Por qué se prescriben  las fórmulas Magistrales?

La formulación magistral es una actividad de gran utilidad en el campo de la farmacoterapia, sobre todo para la resolución de problemas individuales.

Gracias a la formulación magistral se pueden  preparar medicamentos destinados a un paciente concreto que no puede ser tratado con una especialidad farmacéutica por distintas razones:

  • Que no esté comercializada la dosis del principio activo que necesita el paciente, algo muy frecuente en pediatría
  • Que la forma de administración requerida no esté disponible
  • Que se necesite combinar dos principios activos
  • Que haya desabastecimiento de un medicamento.

También es muy frecuente actualmente  el caso de pacientes que necesitan una formulación especial por: alergia, intolerancias alimentarias (sin almidón de trigo o lactosa), diabetes (sin sacarosa), pieles atópicas (sin parabenos), sensibilidad química, etc.

¿Quién puede elaborar una fórmula magistral?

Las fórmulas magistrales solo pueden ser elaboradas por un farmacéutico o por un técnico especializado y cualificado bajo la supervisión de un farmacéutico.

Se pueden elaborar tanto en servicios de farmacia como en oficinas de farmacia legalmente establecidas. Los laboratorios donde se elaboran las fórmulas magistrales deben cumplir una serie de requisitos que son controlados por los servicios de inspección sanitarios. Los farmacéuticos elaboradores trabajan con guías y protocolos normalizados y están obligados a guardar toda la documentación que manejan para poder realizar un seguimiento en caso de que se produjera alguna incidencia

¿Nos podemos fiar de como se ha elaborado una fórmula magistral?

Las fórmulas magistrales son medicamentos, por lo tanto, tienen un control de calidad de materias primas, elaboración, conservación y distribución como cualquier especialidad farmacéutica. Además se les exige las mismas garantías de seguridad y eficacia.

El Real Decreto 175/2001, establece las normas que se deben respetar en la elaboración de cualquier fórmula magistral o preparado oficinal, y describen las condiciones mínimas que debe reunir el personal, los locales, el utillaje, la documentación, los materiales, la elaboración, el control de calidad y la dispensación de la formulación magistral. Estas normas se conocen como Normas de Correcta Fabricación (NCF) o Good Manufacturing Practices (GMP).

Para concluir

Las fórmulas magistrales son medicamentos hechos a medida del paciente, elaborados por un farmacéutico según las normas de calidad que establece la ley y que cubren un vacío importante que no cubre la industria, sobre todo en el campo de la farmacoterapia infantil.

 

Sagrario Pérez de Agreda Galiano

Farmacéutico CIM

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real

Interacciones Medicamentos-Alimentos

Es habitual que en nuestro día a día que nos preguntéis si el medicamento que os acaban de prescribir es mejor tomarlo “con el estómago vacío o después de las comidas”. O Seguro que habrás oído que el “hierro es mejor tomarlo con zumo de naranja porque hace más efecto”. O conoces a alguien que está en tratamiento con Sintron y hay alimentos que tiene “prohibidos”.

Los alimentos pueden modificar las acciones de los medicamentos provocando cambios en su farmacocinética (alteración de la absorción, distribución, metabolismo o excreción del medicamento), haciendo que hagan más o menos efecto del deseado o incluso que pueda llegar a afectar de forma importante la salud del paciente.

Pero también puede suceder al revés, que sean el uso de un medicamento, casi siempre de forma crónica, el que haga que se aprovechen peor determinados nutrientes que ingerimos con los alimentos.

Hoy vamos a tratar de explicar algunas de las interacciones más importantes entre los fármacos y los alimentos.

  • Anticoagulantes y vitamina k. El consumo de vegetales de hoja verde (espinacas, brócoli, coles, esparrago verde) o el hígado o preparados con algas, té, tofu, puede tener como consecuencia una disminución del efecto anticoagulante del medicamento. Por eso es tan importante en paciente anticoagulados que lleven una dieta variada, pero sin cambios bruscos en su alimentación, para que haya unos niveles constantes de vitamina k en el organismo. Se recomienda limitar el consumo de alimentos con elevada concentración de vitamina k a una ración al día y aquellos alimentos con concentraciones moderadas a no más de 3 diarios.
  • Antiagregantes y ajo y cebolla. El consumo habitual no tiene importancia clínica, pero si es importante tener en cuenta que tanto el ajo como la cebolla tienen propiedades antiagregante plaquetaria y fibrinolítica y aquellos pacientes en tratamiento con Adiro o Clopidogrel no deben consumir suplementos a base de ajo o cebolla.
  • Antidepresivos IMAO y alimentos ricos en tiramina. Los alimentos que tienen elevadas concentraciones de tiramina (es un aminoácido) como pueden ser los quesos curados, el chocolate, embutidos, conservas, vino, cerveza, aguacate, pueden provocar una crisis hipertensiva (aparición aguda de cefalea intensa, naúseas, rigidez de nuca, palpitaciones) pudiendo llegar a derivar en un accidente cerebrovascular en aquellos pacientes en tratamiento con estos antidepresivos. El motivo es que el medicamento inhibe la enzima encargada de metabolizar el aminoácido tiramina en el tracto digestivo. Se acumula y cómo tiene propiedades vasoconstrictoras muy potentes, es capaz de desarrollar este efecto secundario.
  • Diuréticos y alimentos. La administración de diuréticos tipo furosemida junto con alimentos disminuye la absorción del fármaco, reduciendo así su actividad diurética. La recomendación es administrar la furosemida en ayunas y no modificar su pauta de administración. En ayunas significa al menos 30 minutos antes del desayunos, aunque lo recomendable es una hora.
  • Azitromicina y alimentos. En el caso de este antibiótico ocurre lo mismo que con la furosemida. La ingesta de alimentos modifica la absorción de la azitromicina en un 50%. Se recomienda también administrarlo alejado de las comidas, 1 hora antes o 2 horas después.
  • Hierro y alimentos. Alimentos como café, té, leche y lácteos, vino y cereales, pueden disminuir la absorción de hierro. El motivo es que se forman complejos que “secuestran” el hierro impidiendo su absorción. Por eso se recomienda tomarlo alejado 2 horas de cualquier alimento, incluso también de
    cualquier medicación para favorecer su absorción, que de por sí, es baja. La excepción, el consumo conjunto con alimentos ricos en vitamina C, favorece su absorción. Además, el hierro interacciona con varios medicamentos (levofloxacino, levodopa, levotiroxina, bifosfonatos…), haciendo que disminuya la absorción de éstos. Lo mejor para evitarlo, espaciar la administración 2 horas de cualquier alimento y medicamento.
  • Tetraciclinas y leche. Las tetraciclinas son un tipo de antibióticos que actualmente no se usan con tanta frecuencia. Éste tipo de antibióticos va a ver reducida su biodisponibilidad en un 70-80% cuando se administran de manera conjunta con leche y derivados lácteos. Esto quiere decir, que de la dosis que nos tomamos, prácticamente no va a llegar nada de antibiótico al sitio de acción, con lo que no vamos a conseguir eliminar la infección para la que nos estamos tratando. Por este motivo, es recomendable tomar este tipo de antibióticos alejados dos horas de la ingesta de alimentos, sobre todo, de leche y derivados.
  • Benzodiazepinas, carbamazepina, estradiol, sildenafilo, verapamilo… y zumo de pomelo.Son muchos los medicamentos que se van a ver afectados por el consumo de zumo de pomelo.El pomelo suele estar presente en muchos zumos industriales. Si le damos la vuelta al brik de zumo de naranja (y otros) que solemos comprar en el super para ver su composición, podemos encontrar el pomelo entre las frutas que se han utilizado para elaborarlo, y de paso la cantidad de azúcar que le han añadido. El zumo de pomelo (también se puede encontrar con el nombre de Toronja) es un inhibidor de la enzima CYP3A. Ésta proteína se encarga de modificar los medicamentos para que hagan efecto o para eliminarlos.Esto quiere decir que podemos encontrar medicamentos que cuando se administran de forma conjunta con zumo de pomelo van a ver disminuida su acción (cuando el medicamento está en forma de profármaco y necesitamos que se modifique por esta enzima para que ejerza su acción), o que por otro lado, un medicamento nos produzca efectos tóxicos, cuando ésta enzima sea la encargada de oxidar el medicamento para poderlo eliminar del organismo.Así que la recomendación, es que si estás tomando algún medicamento, consulta a tu farmacéutico si éste puede ver modificada su acción por la ingesta de zumo de pomelo.

El uso de determinados medicamentos también puede influir en la absorción de las vitaminas presentes en los alimentos, por lo que puede ser necesaria una suplementación con vitaminas. Vamos a ver algunos ejemplos:

  • Piridoxina (vitamina B6). Esta vitamina se encuentra mayoritariamente en el pescado azul (sardinas, salmón), en las legumbres y en las nueces. Aquellos pacientes con tratamientos como anticonceptivos orales, fenitoína o con un consumo habitual de alcohol, pueden tener un déficit de esta vitamina.
  • Folatos. El ácido fólico (vitamina B9) es necesario para prevenir los defectos en el tubo neural durante el embarazo, para el funcionamiento correcto del corazón y también está implicado en la fabricación de las proteínas y de los glóbulos rojos. Aquellos pacientes en tratamiento con metotrexato, sulfasalazina y fenobarbital, suelen tener asociado a su tratamiento la suplementación de ácido fólico, ya que estos medicamentos “compiten” con el ácido fólico haciendo que éste no se absorba.

Estos son algunos ejemplos de cómo los alimentos y los medicamentos pueden influir entre sí pudiendo llegar a fracasar el tratamiento prescrito por el médico, o que necesitemos una suplementación vitamínica cuando estemos en tratamiento con determinada medicación. El que nos hagan más o menos efecto los medicamentos que tenemos prescritos, pero hay muchos más.

Si quieres saber más o tienes alguna relacionada con tus medicamentos, tienes muy cerca de ti a tu farmacéutico de confianza, el experto en el medicamento.

Laura Mateos Grande

Farmacéutica Titular

Tomelloso

Alimentos funcionales, esos grandes desconocidos

En más de una ocasión, seguro que se ha encontrado en la tienda donde suele hacer la compra con alimentos que en su etiquetado, incluyen frases como: enriquecido con omega-3, rico en calcio o en fibra, con fitoesteroles, probioticos, prebióticos etc.

¿Qué significa ese galimatías? Se trata de lo que se conoce como ALIMENTOS FUNCIONALES, un nuevo y creciente segmento de la industria alimentaria. Se trata de alimentos que además de aportar nutrientes, han demostrado científicamente afectar beneficiosamente a alguna función del organismo, mejorando la salud. Pueden ser un alimento natural, un alimento al que se añade un componente, o un alimento al que se le ha quitado un componente mediante procesos tecnológicos o biológicos.

El concepto de alimentos funcionales nació en Japón. En los años 80, las autoridades sanitarias japonesas se dieron cuenta que para controlar el gasto sanitario, generado por la mayor esperanza de vida de la población anciana, había que garantizar también una mejor calidad de vida. Se introdujo un nuevo concepto de alimentos, que se desarrollaron específicamente para mejorar la salud y reducir el riesgo de contraer enfermedades.

Entre los alimentos funcionales naturales destacan:

  • El aceite de oliva: rico ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado (AGM), que representa entre el 56-84% del contenido de sus ácidos grasos y que también contiene ácidos grasos poliinsaturados o AGP (linoléico,
    linolénico). Los ácidos grasos monoinsaturados reducen los niveles de colesterol total en sangre disminuyendo el llamado “colesterol malo” (LDL-c) y aumentando el “colesterol bueno” (HDL-c). Los ácidos grasos poliinsaturados reducen el colesterol total y los niveles de triglicéridos en sangre, y además disminuyen el riesgo de formación de trombos o coágulos. Por lo tanto, este tipo de grasas tiene propiedades beneficiosas relacionadas con la reducción del riesgo de patologías cardiovasculares.
  • Otro ejemplo de alimento funcional natural es el yogurt, rico en probióticos. Se trata de microorganismos vivos que al ser tomados en cantidades suficientes contribuyen a equilibrar la flora intestinal, por lo que son beneficiosos en caso de diarrea, estreñimiento, o tras un tratamiento con antibióticos. Los probioticos además potencian nuestro sistema inmunológico, acción muy favorable en situaciones en las que nuestras defensas están disminuidas, sea cual sea el motivo (infecciones recurrentes, situaciones de estrés, deportistas de elite con entrenamientos fuertes e intensos, etc.).
  • El término probiotico no debe confundirse con el de prebiotico, Los prebióticos son compuestos que el organismo no puede digerir, pero que tienen un efecto fisiológico en el intestino al estimular, de manera selectiva, el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas. Los prebióticos más conocidos son fructooligosacáridos (FOS), la inulina y los galactooligosacáridos (GOS).
  • Por otra parte hay compuestos que se añaden a muchos alimentos por su efecto beneficioso sobre alguna función del organismo. Un ejemplo de este tipo de sustancias son los fitosteroles. Los fitoesteroles son sustancias parecidas al colesterol humano que se encuentran de forma natural en almendras, nueces, cacahuetes, pipas de girasol, y aceites vegetales (sobre todo, virgen de 1ª presión en frío). Al aportarlos en la dieta, se bloquea la absorción del llamado “mal colesterol” (LDL) en el intestino, por lo que se expulsa junto con las heces. En el supermercado podemos encontrar productos con fitosteroles añadidos, s
    obre todo leche, yogures y margarinas

Para terminar debemos recordar que la Dieta Mediterránea en su conjunto puede considerarse una alimentación funcional.  Los alimentos funcionales pueden ser un complemento de interés para alcanzar una dieta óptima pero la cobertura de las necesidades nutricionales debe realizarse básicamente a partir de una dieta variada, tradicional y saludable.

 

Sagrario Pérez de Agreda Galiano

Farmacéutica CIM

Colegio Oficial de Farmacéuticos de ciudad Real

El insomnio, tu piel y la melatonina

La melatonina es una hormona que produce nuestro cerebro de manera natural y que interviene en numerosas funciones, siendo la más importante el ajuste de los ciclos de sueño y vigilia (ritmo circadiano)

  • Regulación del sueño

Los niveles de melatonina van variando a lo largo del día, aumentando por la noche y facilitando el sueño. Esto ha hecho que, en los últimos años, cada vez se comercialicen más y más productos a base de melatonina para ayudar a conciliar el sueño y mejorar su calidad. Ejemplos claros en los que se puede recomendar su uso es en casos de jet-lag y trabajadores de turnos nocturnos.

No obstante, estos productos han de tomarse con precaución ya que su comercialización es bastante reciente y aún no hay demasiados estudios sobre sus efectos negativos a largo plazo. No está recomendado su uso durante el embarazo, la lactancia, ni con otros medicamentos con los que puede interferir (anticonvulsivantes, algunos antihipertensivos, anticonceptivos…). Por esto, aunque los productos a base de melatonina no necesitan receta y pueden comprarse fuera de las farmacias, lo más recomendable es que se tomen bajo la recomendación de un médico y/o farmacéutico.

Su uso en niños, para la regulación del sueño, puede ser positivo. Pero hay todavía hay pocas investigaciones que avalen su recomendación. Por lo que, lo más adecuado es que la utilización de la melatonina en niños se haga bajo la indicación y supervisión de un pediatra y/o un médico especialista del sueño.

  • Efectos antioxidantes

La melatonina tiene otros muchos efectos entre los que destaca un alto poder antioxidante y efectos beneficiosos sobre el sistema inmune.

Se han visto efectos positivos de su utilización en casos de prevención de migrañas, en el tratamiento de la esclerosis múltiple, en sepsis (infecciones generalizadas), e incluso en el cáncer, aunque falten investigaciones contrastadas para poder decir que realmente sea efectiva en esos casos. Quizá en un futuro se desarrollen medicamentos basados en estos efectos, pero a día de hoy faltan estudios de efectividad y seguridad.

  • Su aplicación en dermofarmacia

Los efectos de la melatonina también han llegado al mundo de la dermofarmacia.  Recientemente, un laboratorio español ha comercializado y patentado una crema revolucionaria al ser la única que combate el envejecimiento de la piel utilizando melatonina y coenzimaQ10. Tras décadas de estudios han demostrado los efectos positivos de la melatonina, que llega al interior de las células (más concretamente al interior de las mitocondrias de las células), aportando numerosos beneficios: repara células dañadas, disminuye las arrugas, mejora la hidratación, recupera la elasticidad y tersura, regenera la piel y tiene efecto antirradicales libres. Es una crema de venta en farmacias y parafarmacias.

La melatonina tiene muchos efectos beneficiosos. Esperamos que se siga investigando sobre ella para conocer mejor en qué terapias se puede utilizar, con qué dosis y qué efectos secundarios, o no, puedan derivarse de su uso.

Mª Luz Villalón Casero

Farmacéutica comunitaria.

Daimiel

Adelgazar utilizando plantas medicinales

En España un 37% de la población adulta padece sobrepeso y hasta el 18% padece obesidad, pero son más preocupantes aún las estadísticas en la población infantil ya que la obesidad supone, aproximadamente casi un 9%, valor que se ha duplicado en sólo 10 años.

La principal causa de este sobrepeso es que ingerimos más calorías de las que gastamos

Esto es debido sobre todo a un cambio en nuestra forma de vida, por un lado ha variado nuestra alimentación consumiendo alimentos con gran cantidad de grasa e hidratos de carbono y además a esto se suma que cada vez somos más sedentarios.

Es importante mantener el peso dentro de unos límites razonables,

ya que tener sobrepeso de forma habitual puede ser un principio de obesidad, además debemos saber que el sobrepeso puede ser un factor de riesgo para distintas enfermedades como diabetes, hipertensión, hiperlipoproteinemias, EPOC y es un factor de riesgo cardiovascular importante, además de producir alteraciones psicológicas, artrosis de cadera y rodilla.

Nuestro objetivo por tanto es mantener un peso adecuado a nuestra edad

No hay soluciones ni productos milagro, se trata de disminuir la ingesta calórica y aumentar el gasto, es decir, hacerlo tanto con medidas nutricionales como con ejercicio físico.

La utilización de plantas medicinales nos va a ayudar al mantenimiento o a la pérdida de peso de forma constante y regular pero siempre que esta administración vaya acompañada de ejercicio físico y de una dieta.

Las plantas medicinales que se pueden aconsejar en el tratamiento del sobrepeso van dirigidas por un lado, a que nos ayuden a mantener una dieta hipocalórica y por otro lado, plantas que faciliten la eliminación de grasa de reserva.

Las plantas que usaremos son las plantas de acción saciante que nos van a permitir que una dieta hipocalórica sea más llevadera y que no pasemos hambre pues nos ayudan a sentirnos saciados. En este grupo destacaremos:

  • Glucomanano
  • Plantago
  • Fucus
  • Vaina de judía

Este tipo de plantas, en contacto con el agua se hinchan aumentando mucho su tamaño, produciendo la sensación de saciedad y provocando una disminución en la ingesta de alimentos. Suelen emplearse también en el tratamiento del estreñimiento ya que regularizan el tránsito intestinal y además ralentizan y disminuyen la absorción de grasas y azúcar. Están contraindicadas en caso de obstrucción intestinal. Conviene distanciar siempre su toma de la de otros medicamentos por interferencia en la absorción.

El fucus como tiene un alto contenido en yodo está contraindicado en pacientes con alguna patología tiroidea. En cuanto a la Garcinia, esta actúa de distinta forma, pues lo hace sobre la transformación de hidratos de carbono en grasas, evita la activación del centro del apetito y la sensación de saciedad dura más tiempo.

Entre las plantas que nos van a ayudar a la eliminación de la grasa de reserva podemos destacar:

  • Chitosan
  • Alcachofa
  • Té verde
  • Mate
  • Guaraná
  • Cáscara de naranja amarga
  • Ácido Linoleico Conjugado o CLA.

No deben tomarse en caso de alteraciones cardiovasculares graves, úlcera gastroduodenal, insomnio, niños menores de 12 años y embarazadas.

El Chitosán tiene la capacidad de absorber hasta un 30% de la grasa de los alimentos de modo que obliga al organismo a usar la grasa de reserva, también se puede usar en ocasiones puntuales cuando se cometen excesos evitando la ganancia de peso.

La alcachofa, sobre todo es eficaz y segura en disfunciones hepatobiliares y se ha observado una disminución de los niveles de colesterol y un efecto diurético.

En ocasiones el sobrepeso se encuentra asociado a una ligera retención de líquidos, por lo que se pueden aconsejar plantas medicinales diuréticas como ayuda al tratamiento adelgazante. Además de la Alcachofa y con mucho más efecto diurético, estarían el Ortosifón o Té de Java. Los diuréticos no deben de usarse en caso de pacientes con insuficiencia renal o cardíaca. Tampoco en embarazadas ni niños.

Hay que recordar que cuando alguien quiera realizar una dieta siempre debe hacerlo bajo la supervisión de un profesional sanitario cualificado.

Que una dieta por sí sola, sólo actúa sobre la ingesta pero también hay que actuar sobre el gasto, de modo que se debe realizar ejercicio físico.

Que la dieta puede ser más efectiva y llevadera con la ayuda de plantas medicinales.

Que para el uso adecuado de estas plantas se debe consultar al farmacéutico para saber cuál o cuáles son las más adecuadas en nuestro caso.

 

Gemma García Guijarro

Farmacéutica Comunitaria

Alcolea de Calatrava

 

Ojo seco

El ojo depende del flujo de las lágrimas para mantener la salud ocular. Las lágrimas están formadas por tres capas. Una capa lipídica, otra capa acuosa y por último la capa mucosa.

Ver Ilustración de Triveño Azañero, M. (2016). La lagrima. [Blog] El diario del optometrista. Available at: http://eldiariodeloptometrista.blogspot.com.es/2016/10/la-lagrima.html [15 de Enero 2018].

El ojo seco o síndrome de disfunción lagrimal es un estado patológico, en el que se produce una:

  • Disminución de la producción lagrimal.
  • Distribución lagrimal defectuosa.
  • Alteración de la superficie ocular

 Se considera que existen dos tipos de ojo seco:

  • OJO SECO ACUODEFICIENTE: existe una disminución de la secreción del componente acuoso de la lágrima. Está presente en:
    • Personas con enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, lupus eritematoso, síndrome Sjógren).
    • Personas de edad avanzada o empleo de medicamentos sistémicos.
  • OJO SECO EVAPORATIVO: existe una disminución de la secreción del componente lipídico de la lágrima, lo que conlleva a una rápida evaporación lagrimal.
    • En condiciones normales, el componente lipídico estabiliza la lágrima evitando su evaporación.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Con la EDAD el envejecimiento celular fisiológico aumenta, es decir, disminuye la producción de las lágrimas. Aproximadamente, a los 40 años la producción de la lágrima disminuye un 50%.

En el SEXO FEMENINO (sobre todo durante el embarazo y menopausia), se produce una alteración en la producción de la lágrima debido a los cambios hormonales.

Las INFECCIONES (úlceras corneales o conjuntivitis) durante su curación pueden producir cicatrices que dañan al tejido, y con ello una producción lagrimal alterada.

El TABACO produce sequedad ambiental impidiendo una lubricación ocular adecuada.

Los FACTORES AMBIENTALES O EXTERNOS (lentes de contacto, viento, exposición UV…) pueden fomentar la evaporación de la lágrima.

La lectura excesiva sobre las pantallas de ordenador, provoca una DISMINUCIÓN DEL PÁRPADEO, que conlleva un aumento de sequedad ocular al dificultar la renovación de la lágrima.

Algunos MEDICAMENTOS SISTÉMICOS (antihipertensivos, ansiolíticos, antihistamínicos, descongestivos, anticonceptivos…) pueden alterar la lubricación ocular.

Las ENFERMEDADES AUTOINMUNES (Síndrome de Sjögren, artritis reumatoide…) suelen ir acompañadas de sequedad ocular.

El DÉFICIT DE VITAMINA A esta asociado a sequedad ocular.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Sensación arenosa Sensación de pesadez
Sensación de cuerpo extraño Intolerancia a lentes de contacto
Enrojecimiento ocular Sequedad
Visión borrosa Ojos cansados
Ardor / quemazón / picor Lagrimeo

¿CÓMO PREVENIR LA SEQUEDAD OCULAR?

  1. Reducir el uso de fármacos que producen la sequedad ocular.
  2. Beber mucha agua y reducir el consumo de bebidas que faciliten la eliminación de líquidos (café, alcohol…).
  3. Descansar la vista cada cierto tiempo, cuando se trabaje con ordenadores.
  4. Evitar zonas de fumadores, zonas con excesiva calefacción o aire acondicionado.
  5. Limpiar diariamente los párpados.

 DIAGNÓSTICO

Existen test de precisión para el diagnóstico de ojo seco que se realizan en la consulta del especialista. Desde la oficina de farmacia, se realiza unas preguntas para conocer la gravedad de la sequedad ocular y poder actuar:

Leve Moderado/Grave*
¿Tiene síntomas todos los días? 2 – 3 días a la semana Más de 3 días a la semana
¿Los síntomas ocurren en cualquier momento del día o en determinadas situación? En situaciones determinadas (uso continuado de ordenador, lentes de contacto…) En cualquier momento del día (en casa, en la oficina)
¿Cuantas veces al día necesita ponerse lágrimas artificiales? Menos de 3 veces al día Más de 3 veces al día

*Moderado/Grave: enviar al especialista para que valore.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

El ojo seco se caracteriza, habitualmente, por ser una enfermedad benigna pero crónica. Los tratamientos pueden lograr un buen control de los síntomas, pero no la curación completa.

Para el buen control de los síntomas, además de llevar a cabo las recomendaciones preventivas enumeradas anteriormente, hay que tener en cuenta el nivel de gravedad:

LEVE

  • Lagrimas artificiales sin conservantes: están indicadas en todos los niveles de gravedad, y se deben utilizar con mucha frecuencia.
  • Las lágrimas artificiales que contienen ácido hialurónico, son las que a día de hoy, tiene más efectos clínicos beneficiosos

MODERADO

  • Tratamiento antiinflamatorio tópico.
  • Tapones lagrimales.
  • Gafas especiales de cámara húmeda

GRAVE

  • Suero autólogo.
  • Agente mucolíticos.
  • Lentes de contacto terapéuticas.
  • Cirugía.
  • Medicamentos sistémicos (pilocarpina (agonista colinérgico) antiinflamatorios).

El diagnóstico y el tratamiento de la sequedad ocular en las fases menos avanzadas es vital para una buena calidad visual. Por lo tanto, ante los primeros síntomas consulte a su farmacéutico.

 

Mª Isabel Navas Romero

Farmacéutica.

Argamasilla de Alba

Colesterol bueno, colesterol malo

Cuando oímos hablar de colesterol normalmente nos vienen a la cabeza ideas relacionadas con algo malo y tenemos que saber que no siempre es así. El colesterol es una sustancia grasa imprescindible para el buen funcionamiento de nuestras células y nuestro organismo. Sirve por ejemplo para que nuestro cuerpo pueda sintetizar algunas hormonas, como las sexuales y tiroideas, o  para la formación de vitamina D, entre otras cosas.

Parte del colesterol presente en la sangre lo genera nuestro propio cuerpo y otra parte lo ingerimos con los alimentos que consumimos.

Cuando nos hacen una analítica sanguínea vamos a obtener tres cifras de colesterol diferentes:

  • Colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad) o “colesterol bueno”: transporta el colesterol desde todo nuestro organismo hasta el hígado para su eliminación. Conviene tenerlo por encima de 35 mg/dl en el hombre y 40 mg/dl en la mujer.
  • Colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad) o “colesterol malo”: cuando está elevado provoca que el colesterol se deposite en las arterias, por lo que es conveniente que se encuentre por debajo de 100 mg/dl.
  • Colesterol total: sería la suma de los dos anteriores. Es conveniente mantenerlo por debajo de 200 mg/dl, pero siempre viendo cómo contribuyen los dos anteriores. Porque podría pasar que tuviésemos el total por encima de 200 mg/dl y que sea porque tenemos elevado el “colesterol bueno”.

El problema viene cuando el colesterol está por encima de los valores recomendados, sobre todo el LDL, ya que éste se va depositando en los vasos sanguíneos, haciendo que cada vez sean más estrechos y formando lo que llamamos placas de ateroma. La hipercolesterolemia o exceso de colesterol en sangre es uno de los muchos factores de riesgo cardiovascular (FRCV), entre los que podemos encontrar también la obesidad, el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión y el sedentarismo, entre otros.

Las patologías que se relacionan con el exceso de colesterol se caracterizan por ser muy graves, ya que pueden provocar secuelas muy importantes e incluso llevar a la muerte. Las enfermedades más importantes son las siguientes:

  • Trombosis o taponamientos de los vasos sanguíneos, como son las trombosis de los miembros inferiores, el infarto agudo de miocardio (cuando el taponamiento se produce en un vaso del corazón) y los ictus cerebrales (cuando afecta a un vaso del cerebro).
  • Tromboembolismos, que ocurren cuando una placa de ateroma se desprende de su localización, discurre por el torrente sanguíneo y tapona un vaso que se encuentra a distancia. En este grupo encontraríamos, por ejemplo, los tromboembolismos pulmonares y los tromboembolismos cerebrales.

Una de las preguntas que nos hacéis a menudo en el mostrador de la farmacia es qué podemos hacer para disminuir el LDL y aumentar el HDL. Y la respuesta es que podemos hacer bastantes cosas:

  • El primer paso suele ser el que más nos cuesta, que es el cambio de hábitos y llevar una vida más saludable, como hacer ejercicio físico, cambiar el coche por el ir andando, comer menos productos procesados (ricos en azúcar, grasa y sal) y más alimentos frescos, beber alcohol con moderación y, por supuesto, dejar de fumar si somos fumadores. Tenemos que hacer hincapié en que hay que ser constantes y que hay que mantener estos hábitos para siempre.
  • Si haciendo estos cambios no conseguimos disminuirlo, en la farmacia podemos aconsejaros complementos alimenticios que pueden ayudar a disminuirlo, como los elaborados a base de ácidos grasos omega 3, levadura roja de arroz o lecitina de soja por citar algunos ejemplos.
  • Si aún así no conseguimos disminuirlo o tenemos más patología asociada o ya hemos sufrido un evento cardiovascular, será el médico el que decida cuál es el tratamiento más oportuno en cada caso.

 

Laura Quintana Tirado

Farmacéutica Titular

Ciudad Real

La Píldora del Día Después, Preguntas más frecuentes

Desde el año 2009 en España la píldora anticonceptiva de urgencia, más conocida como píldora del día después, se puede adquirir sin receta médica. 

La anticoncepción de urgencia es uno de los temas que está de actualidad, fundamentalmente, por la existencia de mitos y la falta de información y de formación que aún existe, no sólo por parte de la sociedad sino también de los profesionales sanitarios, ¿qué nos puedes contar sobre la Píldora del día después: cuál es el principio activo, cuántas dosis hay que tomar, etc?

En la actualidad, existen dos tipos: levonogestrel y acetato de ulipristal (el nombre de sus componentes). La primera se aprobó como libre disposición en 2009, la segunda en 2015. Con una sola dosis de la píldora del día después (si esta contiene 1,5 mg de levonorgestrel) es suficiente.

La píldora anticonceptiva de urgencia es, precisamente, un método de emergencia y no un método habitual de anticoncepción. “No puede -de ninguna manera- sustituir al preservativo y a otros métodos regulares, pero en caso de accidente, si falla el método habitual, es un recurso”  Además la píldora no previene de las infecciones de transmisión sexual.

¿Cuándo hay que tomarla?

Está indicada para disminuir el riesgo de embarazo cuando ha habido una relación sexual y se ha producido un fallo en el anticonceptivo habitual, por ejemplo, la rotura o la retención del preservativo, el olvido de alguna píldora contraceptiva, la expulsión del diafragma o del DIU coincidiendo con el coito o un mal uso de cualquier otro método.

La píldora del día después debe tomarse cuanto antes tras la relación sexual, pues así es más efectiva. Lo ideal es tomarla en las siguientes 24 horas a la relación sexual. Aunque su efecto se prolonga hasta las 72 horas post-relación sexual sin protección, su eficacia va disminuyendo conforme pasa el tiempo.

Si la pastilla del día después se toma dentro de las primeras 24 horas tras la relación sexual sin protección, evita el embarazo en un 95% de los casos. Si se toma entre las 24 y las 48 horas siguientes, su eficacia es del 85%, y cuando se recurre a ella entre las 48 y las 72 horas, la efectividad cae al 58%.

¿Cómo evita el embarazo la píldora del día después?

La píldora del día después actúa sobre la ovulación, evitándola o retrasándola. También parece alterar el movimiento de los espermatozoides dentro del aparato reproductor femenino. Y está en estudio si a nivel endometrial dificulta la anidación, aunque el efecto más claro es sobre la ovulación, retrasándolo o evitándola.

¿La Píldora se puede considerar abortiva?

En España el principal mecanismo de acción de los dos fármacos es la inhibición o retraso de la ovulación siendo el acetato de ulipristal capaz de producirlo hasta una fase más avanzada del ciclo menstrual que el levonorgestrel cuando la ovulación es más próxima. En el documento publicado por la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) en octubre de 2008 se pone de manifiesto que el acetato de ulipristal y levonogestrel no puede impedir la implantación de un huevo fecundado y que no interrumpe el embarazo cualquiera que sea la definición de inicio del mismo.

Referente al acetato de ulipristal en la ficha técnica actualizada el 2 de julio de 2012, en su punto 5.1 “Propiedades farmacodinámicas” se ha eliminado la referencia a un posible efecto causado por alteraciones endometriales quedando como mecanismo de acción principal el ya descrito de inhibición o retraso de la ovulación.

De hecho, si la implantación ya se ha producido, la gestación es inevitable aunque se tome la píldora del día después.

SOBRE LA EFICACIA

¿La Anticoncepción de Urgencia es eficaz al 100%?

La eficacia es alta pero no es eficaz siempre. En el caso del levonogestrel la eficacia disminuye con el tiempo siendo mayor en las primeras 12 horas por lo que es conveniente tomarla lo antes posible y se puede utilizar hasta las 72 horas (aunque hay una cierta eficacia hasta las 120 horas no hay indicación a este respecto en la ficha técnica). La eficacia del acetato de ulipristal es al menos la misma que el levonogestrel en las primeras horas y se mantiene hasta las 120 horas posteriores a la relación de riesgo.

En cualquier caso es preciso insistir en que la eficacia del acetato de ulipristal es inferior a la que proporciona un método anticonceptivo de uso regular.

Se oye mucho acerca de la seguridad de esta píldora,  ¿tiene muchos efectos secundarios?, ¿puede producir un riesgo importante para la salud?

El acetato de ulipristal tiene efectos adversos, los más frecuentes son dolores de cabeza, nauseas, vómitos, cansancio o tensión mamaria. Generalmente son de carácter leve o moderado y remiten espontáneamente. Son similares para los dos fármacos.

No obstante, como hemos repetido, no se puede considerar como “método anticonceptivo habitual”.

SOBRE INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS

¿Se puede tomar acetato de ulipristal si se está tomando otros medicamentos? ¿Disminuye su eficacia?

Algunos fármacos como ciertos antiepilépticos, antirretrovirales, rifanpicina o hipéricos como la hierba de san Juan pueden disminuir la eficacia de los dos fármacos utilizados como anticoncepción de urgencia. En el caso de acetato de ulipristal  también los medicamentos que aumentan el PH gástrico pueden reducir su eficacia por lo que se recomienda separar la administración 12 horas. También puede reducir la acción de los anticonceptivos hormonales por lo que cuando se continua con ellos se recomienda mantener una protección adicional hasta la siguiente menstruación y, por lo mismo, no se recomienda el uso de acetato de ulipristal ni de levonogrestrel con otro anticonceptivo.

¿Qué consideraciones especiales hay que tener?

Por ejemplo en el caso de vomitar, si el vómito se produce antes de que hayan pasado 3 horas desde que se ha tomado, se recomienda repetir la dosis.

Si se está en periodo lactante, ¿Puedo utilizar la anticoncepción de urgencia?

En el caso del levonogestrel no hay restricciones a partir de las tres semanas después del parto recomendándose tomar el comprimido después de dar el pecho y evitar la lactancia durante las 8 horas posteriores.

En el caso de acetato de ulipristal no existen datos específicos. No se recomiendo continuar la lactancia hasta pasadas 36 horas de la toma del fármaco existiendo así mismo un estudio de lactancia planeado.

¿Y protege de las relaciones sexuales que se tengan posteriormente en ese mismo ciclo?

No. Por eso es necesario utilizar un método anticonceptivo posteriormente.

¿Cuándo aparece la siguiente menstruación?

Con ambos fármacos la menstruación aparecerá alrededor de la fecha prevista pudiendo adelantarse o retrasarse unos pocos días, si pasaran más de 7 días desde esa fecha se debe consultar con el médico.

Hay que tener en cuenta que se puede producir un sangrado escaso e irregular en el ciclo en el que se utilizó el tratamiento.

 

Lorena Gómez Belinchón

Farmacéutica.

 

Socuéllamos.

¿Nos vacunamos?

La vacunación está considerada como uno de los logros de salud pública más importantes de la humanidad. Las vacunas evitan infecciones y salvan vidas.

Sin embargo, cuando han pasado más de 200 años desde la aparición de la primera todavía hay mucha gente que se plantea la eficacia de las vacunas y dudan

si vacunar o no a sus hijos

  • Lo primero que dicen muchas personas que se opone a la vacunación, es que las vacunas producen autismo.

Esta idea aparece en 1998, cuando el médico británico Andrew Wakefield   publicó un trabajo en el que ponía en duda la seguridad de la triple vírica (sarampión, rubeola, parotiditis) relacionándola con casos de autismo y enfermedades de colon.

Después de esta publicación se han hecho numerosos estudios y revisiones por parte de expertos en todo el mundo y no se ha encontrado ninguna evidencia de que exista una asociación entre la vacuna y el autismo

En el año 2010, el Lancet, revista donde se había publicado originariamente el estudio, se retractó formalmente del trabajo considerándose que el autor había cometido fraude.

Posteriormente, en 2011se demostró que Wakefield había falsificado datos en su estudio sobre la seguridad de la triple vírica y quedó inhabilitado para ejercer en su país; pero el daño ya estaba hecho.

  • Otra de las razones que se esgrimen para no vacunar es que las vacunas contienen mercurio, que es tóxico para el sistema nervioso central

Es verdad que durante mucho tiempo, en la fabricación o conservación de algunas vacunas, se ha utilizado como conservante el timerosal (que contiene mercurio) por sus propiedades antimicrobianas.

Después de numerosos estudios no se ha podido demostrar que el tiomersal o timerosal, incluido en las vacunas, interfiera con el desarrollo cerebral del feto o el lactante. Tampoco se ha demostrado una relación con enfermedades, como el autismo, o con el retraso del desarrollo psicomotor.

Sin embargo, por precaución, y para evitar caídas de las coberturas vacunales, se eliminó el mercurio de la gran mayoría de las vacunas, incluso de las vacunas de la gripe que eran de las pocas que quedaban en la lista de vacunas que aún lo utilizaban. En ningún caso esta retirada supuso un reconocimiento sobre una posible relación de causalidad.

Actualmente, en España, ninguna de las vacunas del calendario infantil contiene timerosal.

  • También se dice que las enfermedades no han desaparecido gracias a las vacunas, que ya habían desaparecido gracias a las mejoras higiénicas y sanitarias

Es cierto que las mejoras en las condiciones higiénicas y sanitarias de un país contribuyen a disminuir la aparición de determinadas enfermedades y también contribuyen a que las personas enfermas puedan recuperar la salud más rápidamente y con menores secuelas.

Sin embargo, hay hechos que demuestra la importancia de la vacunación

Los casos de enfermedades en las que se ha introducido recientemente la vacunación (Haemóphilus influenzae tipo b, meningococo C) han disminuido drásticamente y no podemos pensar que en los últimos años ha cambiado mucho la situación en España.

Por otra parte, cuando disminuye la tasa de vacunación aumentan los casos de enfermedades que estaban controladas como ocurrió en Japón o en Suecia donde aumentó alarmantemente el número de casos de tosferina o en Estados unidos donde ha habido recientemente varios brotes de sarampión.

  • Algunos padres no encuentran la razón de vacunar a sus hijos de enfermedades que prácticamente han desaparecido en  España

Aunque es cierto que, gracias a la vacunación universal, en España ha disminuido, en algunos casos hasta su desaparición, la frecuencia de muchas de las enfermedades frente a las que vacunamos, no debemos olvidar que las enfermedades han desaparecido (o casi desaparecido) debido a que, precisamente, España es un país en el que se ha conseguido una cobertura vacunal excelente, superior al 99 % de los niños en muchas comunidades autónomas.

Sin embargo, muchas de las enfermedades frente a las que vacunamos en España son todavía frecuentes en otros países del mundo, por lo que tanto los viajeros procedentes de esos países como los españoles que viajan al extranjero podrían introducir la enfermedad de nuevo en nuestro país.

Por último, no olvidemos que  cuando nos vacunamos estamos protegiéndonos a nosotros mismos y también a aquellas personas que, o no pueden ser vacunadas (alergias graves, inmunodeficiencias, enfermedades graves….) o no quieren ser vacunadas. Las altas tasas de vacunación crean una barrera de personas inmunes que impiden la circulación del agente infeccioso protegiendo a toda la población, incluidos los antivacunas

Seamos conscientes pues de que si dejamos de vacunar, enfermedades que han desaparecido volverán.

 

Sagrario Pérez de Agreda Galiano

Farmacéutica.

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real